Planes para Semana Santa

Monasterios para salir de la clausura

Viaje por San Lorenzo de El Escorial, Montserrat, Guadalupe, Silos y San Jerónimo de Granada.

San Lorenzo de El Escorial, el monasterio más grande de España y considerado por muchos como la octava maravilla del mundo.
San Lorenzo de El Escorial, el monasterio más grande de España y considerado por muchos como la octava maravilla del mundo.

Si de algo puede presumir España es de tradición religiosa. Son incontables las obras arquitectónicas repartidas por todo el territorio que dejan buena cuenta de la herencia cristiana en nuestra geografía. Iglesias, catedrales, santuarios o monasterios, estos últimos de especial importancia como centros de difusión religiosa y cultural.

Hoy, las abadías siguen abriendo sus puertas a devotos y peregrinos como refugio espiritual, pero también a turistas atraídos por su historia y belleza arquitectónica. Recorremos cinco de estos cenobios que bien merecen una escapada para conocerlos, y más en estas fechas.

San Lorenzo de El Escorial
Este conjunto monumental fue una petición expresa del monarca Felipe II para ejercer de panteón real de los Habsburgo y conmemorar la batalla de San Quintín. El arquitecto Juan de Herrera, todo un ejemplo del Renacimiento en España, lo dotó de su particular estilo herreriano, presente en toda la edificación.

Con casi 35.000 metros cuadrados, se trata del monasterio más grande del país, custodiado desde el siglo XIX por los monjes agustinos. En torno a su basílica, de 92 metros de altura, se reparten las dependencias más importantes, entre claustros, patios, jardines y estanques de gran belleza. La visita vale 10 euros.

El complejo está situado en la localidad que lleva su mismo nombre, en la sierra de Guadarrama, a media hora de Madrid. Destacan sus galerías de arte, sus tiendas de artesanía y su gastronomía, además de sus sitios históricos.

Montserrat ampliar foto
Montserrat, uno de los lugares más emblemáticos de Cataluña.

Montserrat
Lugar tan misterioso como emblemático en Cataluña, escondido en un macizo rocoso a 720 metros de altura y a menos de una hora desde Barcelona, es un centro de gran importancia cultural y de peregrinaje para rezar a la virgen negra, la patrona de la comunidad. Su construcción, que empezó en el siglo XI, pasó por varias épocas y arquitectos hasta ser terminada en el siglo pasado. De la basílica de Santa María sobresale la fachada, de estilo neoplateresco.

Los 80 monjes benedictinos que en él residen y su escolanía reciben cada año a miles de turistas que acuden a sus celebraciones litúrgicas buscando un complemento a la visita de la Ciudad Condal.
monasterio de guadalupe

Al rey Alfonso XI le gustaba ir de caza por la provincia de Cáceres. Allí descubrió una pequeña ermita que decidió restaurar y sobre la que levantó este gran monasterio en el siglo XIV. Su arquitectura mezcla distintos estilos: desde el gótico español, la escuela inglesa, la francesa o mudéjar.

Santo Domingo de Silos
Parte inferior del claustro de Santo Domingo de Silos.

Esta abadía franciscana se distingue por su riqueza artística, tanto por el claustro mudéjar y el templete con azulejos y yeserías, su claustro gótico de tres pisos de columnas, sus capillas o su sacristía del siglo XVII, como por el camarín de la Virgen, una obra de estilo rococó.

Puede alojarse, si lo desea, en la hospedería del propio monasterio, para descansar y disfrutar al máximo de toda su espiritualidad monacal.

Santo Domingo de Silos
Este cenobio benedictino fue construido en el siglo VII, pero hasta el XI no llegaría a su esplendor con Santo Domingo como abad. Localizado al sur de la provincia de Burgos, se trata de un emblema del románico en España, especialmente por su claustro (por 3,50 euros). Dos pisos de arcos se disponen ante un gran ciprés, con bajorrelieves en los capiteles y machones de temas bíblicos y de figuración animal y vegetal.

Santo Domingo de Silos se encuentra en el Camino del Cid y es una buena elección para cualquier escapada rural por la comunidad autónoma de Castilla y León. Además del monasterio, puede visitar la iglesia de San Pedro, alojarse en una casa rural o hacer una ruta por el desfiladero de la Yecla.

Al igual que el de Guadalupe, Santo Domingo de Silos también abre sus puertas los visitantes que se quieran hospedar en él. El precio es de 42 euros con pensión completa y la estancia mínima es de tres días.

San Jerónimo de Granada
Los Reyes Católicos mandaron construir este convento en pleno centro de Granada. Aunque le cueste rivalizar con la Alhambra, puede presumir de su magnífico retablo manierista en el altar mayor, de sus claustros ajardinados o por conservar los restos del Gran Capitán y su esposa.

El edificio es uno de los exponentes del Renacimiento en España y otro de los muchos motivos para visitar esta ciudad. Las monjas jerónimas abren todos los días del año y el precio por la entrada general cuesta 4 euros.