En 2015 se marcharon 96.892 a sus países de origen

El éxodo afecta más a los nacionalizados españoles

Viajeros en el aeropuerto de Barajas.
Viajeros en el aeropuerto de Barajas.

El pasado año un total de 188.512 españoles (nacidos en España o con nacionalidad adquirida) se marcharon a vivir al extranjeros. De ellos, 96.892 eran españoles que habían adquirido la nacionalidad y regresaron a sus países de origen y los 70.135 restantes fueron españoles nacidos en el país, según los datos facilitados hoy por el Instituto Nacional de Estadística (INE).

De estos nacionalizados que volvieron a sus países de origen, ocho de cada diez regresaron a América, fundamentalmente a Argentina (16.628), Cuba (8.879) y Ecuador (8.647). Y el 41% de todo este colectivo lo formaban menores de 16 años que, probablemente llegaron a España muy pequeños y ahora regresan a sus orígenes.

De los nacidos en España que se marcharon en 2015, más de la mitad eligió otros países de Europa para fijar su nueva residencia y uno de cada tres se fue a América.

En total, a 1 de enero de 2016 había 2,3 millones de españoles (nacidos o de nacionalidad adquirida) residiendo en el extranjero, lo que ha supuesto un incremento del 5,6% respecto a hace un año. Los países asiáticos fueron los que experimentaron un mayor crecimiento de la población española, un 12,3% en el pasado ejercicio. Si bien, el continente americano es el que que más españoles acoge (1,45 millones, un 5,1% más).

Todos los países del mundo analizados (aquellos con más de 10.000 residentes) registraron incrementos de su población española, salvo Venezuela, donde se anotaron 2.576 españoles menos en 2015. Ecuador y Bolivia fueron los países con un mayor aumento del colectivo español, del 21,3% y del 20%, respectivamente, lo que indica un mayor regreso de inmigrantes de estos países que se nacionalizaron españoles durante su estancia en el país.