Este saldo migratorio es positivo por primera vez desde 2009

Los extranjeros que llegan a España superan a los que salen

La población se ha reducido en 754.126 personas desde el inicio de la crisis

Los españoles que abandonan el país superan con creces a los que vuelven

Pasajeros en el Aeropuerto de Barajas.
Pasajeros en el Aeropuerto de Barajas.

La población española alcanzó los 46.818.216 millones de personas es 1 de enero de 2012, su máximo histórico. Desde ese nivel inició una senda a la baja que continua hasta hoy. Los últimos datos publicados por el Instituto Nacional de Estadística (INE) este viernes y correspondientes a julio de 2015 reflejan que hoy residen en España 46.423.064 de ciudadanos. Así, España ha perdido 395.152 residentes. Una cifra que se explica por la crisis económica, que ha provocado el retorno de extranjeros a sus países de origen, la menor llegada de inmigración y la salida de españoles en busca de oportunidades en el exterior.

El descenso de la población se empezó a registrar en 2012 y ha continuado con mayor o menor intensidad hasta hoy. El INE destaca que, comparado con julio de 2014, “se observa que se ha moderado el ritmo de descenso” demográfico. De hecho, se registran ya ciertos cambios de tendencia. Así, por primera vez desde 2009, el número de extranjeros que abandona España es inferior al volumen de los que entran al país. En concreto, en el primer semestre salieron 113.763 extranjeros y llegaron 134.143. Ello arroja un saldo positivo inédito en cinco años de 20.380 personas.

En cualquier caso, el número de españoles que dejan el país supera a los que retornan. Así, 50.844 nacionales salieron de España en el primer semestre frente a los 23.078 que regresaron. En estas cifra también aparecen los extranjeros que regresan a su país y han obtenido la nacionalidad española. En cualquier caso, los nacidos en España que abandonan el país suman 32.980 personas frente a los 10.747 que vuelven.

Sumando ambos perfiles –extranjeros y españoles– se registran 164.606 salidas frente a 157.221 millones, un saldo negativo de 7.385 personas. Se trata de la menor cifra de los últimos años y todo apunta que si la recuperación economía avanza se tornará positiva.

A pesar de que se mantiene la tendencia de pérdida demográfica, algunas comunidades ya han logrado revertir la situación. Así, en el primer semestre, la población se ha incrementado en Baleares, Canarias, Cataluña, Madrid y Murcia. Estas cinco comunidades cuenten hoy con más residentes que a principios del ejercicio

Normas