Incertidumbre tras la caída de las bolsas mundiales
Ante las dudas en los mercados: ¿Qué hacer ahora si tengo un fondo de inversión?

Ante las dudas en los mercados: ¿Qué hacer ahora si tengo un fondo de inversión?

La fuerte caída de las bolsas mundiales en el inicio del año 2016 junto a la incertidumbre existente acerca de la posible evolución de la mismas durante los próximos meses ha hecho saltar todas las alarmas entre los inversores minoristas.

Después de las alzas en las bolsas que hemos vivido en los últimos años, debidas en buena parte a las políticas monetarias expansivas de los principales bancos centrales del mundo, la retirada de éstas por parte de la Reserva Federal ha provocado el movimiento de flujos en los mercados financieros y el consiguiente ajuste de las cotizaciones.

Ante esta situación son muchas las preguntas de los pequeños inversores sobre cuál será la evolución de los mercados en los próximos meses y sobre qué hacer con el dinero que tienen invertido en productos financieros como los fondos de inversión.

Partiendo de la base de que nadie tiene una bola de cristal para saber qué va a ocurrir en el futuro, es cierto que por el momento las caídas en la renta variable parecen haberse frenado, puesto que los principales índices bursátiles están aguantando el precio en los niveles de soporte más importantes.

Esto no quiere decir que no podamos volver a ver episodios de caídas en las bolsas, ya que en la actual situación de incertidumbre cualquier noticia negativa puede provocar una sobre reacción de los mercados.

Por lo tanto, muchos inversores con un perfil moderado o conservador se plantean qué hacer con su dinero.

  • ¿Momento de ajustar la cartera?

La primera de las ideas que se le pasan por la cabeza a una persona cuando está perdiendo una cantidad de dinero superior a la que es capaz de tolerar, es la de deshacer posiciones e irse a liquidez asumiendo pérdidas, sin embargo, aparte del coste que supondría en términos fiscales y de comisiones, es un impulso que puede echar por los suelos toda una estrategia de inversión a largo plazo.

Por lo tanto, ante situaciones del mercado como la actual, debemos saber que existen alternativas para ajustar nuestra cartera de fondos de inversión para tratar de capear el temporal.

Si alguno de nuestros fondos está teniendo un mal comportamiento, una de las primeras cosas que podemos hacer es buscar otros fondos de inversión de su misma categoría que lo estén haciendo mejor.

Es cierto que en una situación como la actual, con todos los mercados en números rojos desde que ha comenzado el año, la mayoría de los fondos de inversión están pasando por problemas, sin embargo, siempre es posible encontrar algún fondo que lo esté haciendo mejor que el resto.

Si nos interesa seguir invirtiendo en una determinada categoría, lo ideal es buscar entre los fondos que la conforman aquellos que presenten un mejor comportamiento en los momentos de caídas del mercado.

  • La importancia de analizar la composición de la cartera

La caída de los valores liquidativos de los fondos de inversión puede ser una buena oportunidad para diversificar la cartera de inversión, reduciendo volatilidad introduciendo en ella categorías de inversión menos expuestas al vaivén de los mercados como la renta fija.

Ahora bien, a la hora de seleccionar nuevos fondos de inversión, es necesario analizar detenidamente la composición de sus carteras.

En el caso de la renta fija, hemos visto como durante el año 2015 el mercado se ha desplomado, observando caídas en muchos fondos de inversión superiores al 5%. A día de hoy muchas emisiones de bonos siguen siendo desproporcionadas en relación a la actual situación de los tipos de interés, por lo que debemos ser cautelosos a la hora de poner nuestro dinero en renta fija.

Lo ideal para estar más protegidos ante nuevas subidas de tipos de interés (básicamente en Estados Unidos), es que debemos buscar fondos que inviertan la mayor parte de su cartera de renta fija en deuda de corto plazo (bonos con duraciones inferiores a dos años).

En el caso de la renta variable, debemos tener cuidado con la sobre exposición a mercados emergentes y tener cuidado con la inversión en moneda extranjera para minimizar el riesgo divisa.