Pirmer contrato en el sultanato

Sacyr entra en Omán con una desaladora de 1.100 millones

La española controla el 51% del consorcio ganador

Manuel Manrique, presidente de Sacyr.
Manuel Manrique, presidente de Sacyr.

Súpercontrato en Oriente Medio para Sacyr. Su filial Valoriza Agua ha anunciado esta mañana la entrada en Omán con la adjudicación del diseño, construcción, operación y mantenimiento de una desaladora de agua de mar en Sohar, en la costa Batinah, con unos ingresos esperados de 1.200 millones de dólares (unos 1.089 millones de euros).

Se trata de uno de los mayores proyectos de inversión del sultanato en desalación de agua de mar. La inversión prevista durante la fase de ejecución alcanza los 200 millones de dólares, que el consorcio liderado por Sacyr pretende respaldar con financiación externa.

El presupuesto de construcción alcanza los 200 millones de dólares y la planta tiene firmado un contrato de suministro por 20 años

El llamado Proyecto de Agua Independiente (IWP) ha sido otorgado por la Oman Power and Water Procurement Company a un grupo encabezado por la empresa española, que cuenta con el 51% del capital y forma equipo con Omán Brunei Investment Company (25%) y Sogex Omán (24%). El encargo incluye el diseño, construcción, propiedad, financiación, operación, mantenimiento y compra del agua potable producida por el proyecto en virtud de un acuerdo de compra de agua con un plazo de 20 años, según ha informado Sacyr a través de un comunicado.

La planta de desalinización por ósmosis inversa comenzará a funcionar en 2018 y contará con una capacidad de agua desalada de 250.000 metros cúbicos diarios.

En la región de Oriente Medio, estratégica para la mayoría de las grandes constructoras españolas, Valoriza Agua cuenta con el aval de haber diseñado y ejecutado un centenar de instalaciones que abastecen a 11 millones de personas con una producción total de 1,7 millones de metro cúbicos de agua al día.

Abengoa, entre las que se quedó por el camino en agosto

El conglomerado japonés Itochu Corporation, en consorcio con Degremont, la dubaití International Power y W J Towell & Co, ha sido el principal rival de Sacyr en el concurso de la desaladora de Sohar y en el del protecto de desalación de Barka, ambos en la costa de Batinah.

La pública Oman Power and Water Procurement Company eligió ofertas preferentes en agosto del año pasado y ha estado negociando con ambos consorcios durante los últimos meses, antes de hacer firme la adjudicación de la instalación de Sohar a Valoriza, mientras se espera la inminente entrega del contrato de Barka a Itochu. Por el camino se quedaron las propuestas de Abengoa, Inima o veolia, entre otras.