Xavier Peugeot, director de planificación de producto de Citroën

“El éxito del Citroën Cactus afianza la planta de Madrid”

Xavier Peugeot, director de planificación de producto de Citroën
Xavier Peugeot, director de planificación de producto de Citroën

Su propia personalidad, su propio producto, su propio ADN. La marca Citroën ha vivido su primer año completo separada de la enseña DS, la marca premium que nació en un principio asociada a ésta dentro del paraguas del grupo automovilístico francés PSA, que aglutina ambas marcas más Peugeot. Para el director de planificación de producto de Citroën, Xavier Peugeot, esta separación “fue muy buena decisión para nuestra empresa”.

“Visibiliza las líneas de producto de la marca y nos da una claridad mayor del segmento de mercado que cubre cada una de las marcas del grupo PSA: por un lado, está DS, que es la marca premium; Peugeot se dirige a la parte alta del mercado generalista [que es como llaman en el sector a los vehículos que se dirigen al público general, los que más volumen de ventas registran] y Citroën es la marca relevante dentro del sector generalista”, explica el director.

“Citroën no es una marca low cost, como se ha dicho. Es una enseña competitiva en el mercado generalista que tiene la ventaja de tener en su ADNla creatividad, la frescura y la audacia, valores que vamos a capitalizar para dar aún más personalidad a la marca y diferenciarnos de la competencia”, remarca.

Y esta estrategia les ha ido bien, según el directivo, si se tiene en cuenta que “Citroën ha registrado su mejor año en ventas desde 2012”. Aunque a nivel mundial, la marca retrocedió un 2,05% en ventas con 1.160.941 unidades, en el mercado europeo creció un 3,02%, hasta las 731.141 matriculaciones. “Estamos preparando nuestra ofensiva de producto. En Ginebra, mostramos tres productos estrella y de futuro para la marca”.

En el Salón Internacional del Automóvil de Ginebra, que se celebra hasta el 13 de marzo, Citroën mostró, por un lado, el Space Tourer, un monovolúmen especial para las familias y profesionales basada en una nueva plataforma que les permite realizarlo en tres largos diferentes. Además, realizó el “lanzamiento oficial del Citroën E-Mehari, que es la mejor conexión entre el ADN de Citroën y el futuro eléctrico”, detalló.

Y por supuesto, en el estand de Ginebra, estaba el Citroën C4 Cactus en “dos versiones diferentes, una de mayor tamaño llamada W y que supone una manera más elegante de considerar el modelo Cactus y otra vuelta de tuerca, más conectada con el mundo surfero, que hemos realizado en colaboración con la marca Rip Curl”, explicó el directivo. Este automóvil es especialmente relevante para España porque se fabrica en la planta de PSA de Villaverde (Madrid).

Peugeot remarcó que la empresa “confía en el Cactus”, del que afirmó tiene “un tremendo éxito en el mundo”, con más de 150.000 unidades vendidas, la mayor parte en Europa. “Este coche fue un verdadero revulsivo y una carta de presentación. Nos ha traído frescura y la capacidad de crear coches sin estar atados por el pasado, por los clásicos. Y los nuevos lanzamientos de Citroën “aprovechan este tirón para generar una tendencia en nuestros modelos y no solo una historia concreta sobre un coche. Es un vehículo muy importante al que sacaremos el máximo rendimiento”, dijo.

Esta confianza tiene su reflejo en el futuro de la planta de Madrid. “Creemos en el Cactus, es una fuerza en alza para Citroën y esa es la respuesta de futuro para la fábrica”. Pero al respecto de la fábrica de Vigo, que ensambla furgonetas Citroën y que está negociando con los trabajadores para la adjudicación de nuevos modelos, Peugeot señaló que “no hay nada que anunciar en este momento”. “Es un poco pronto para saber cómo serán las adjudicaciones y los modelos. Estamos trabajando en ello”, dijo.

La compañía está “impulsando progresivamente el plan de producto para Citroën y en los próximos dos años, daremos a conocer modelos para China y para Europa”. Este año, se presentarán tres vehículos en Europa y dos en China y “aceleraremos en los años siguientes”. Sin embargo, preguntado sobre los lanzamientos de 2017, Peugeot afirmó que “volveremos a hablar en el siguiente Salón de Ginebra”.

A medio plazo, detalló que la estrategia diseñada por Carlos Tavares, consejero delegado de PSAPeugeot Citroën, es decir “que Citroën tendrá 7 u 8 modelos que serán comunes para todo el mundo. Queremos que nuestros productos estén a la venta en al menos dos grandes regiones en el mundo en lugar de hacer un coche diferente para cada territorio”. “No es un riesgo tener menos productos para crear una marca internacional”, reafirmó.

“Para ser internacional, necesitamos un SUV”

Aunque todavía no esté en su cartera de producto, Xavier Peugeot y su equipo son conscientes de que “Citroën necesita un todocamino” (SUV, por sus siglas en inglés). “Para ser internacional e incrementar las ventas globalmente, se necesita una gama de todocaminos”, aseguró. “La marca está trabajando en ello”, apuntó Peugeot, señalando que Citroën mostró “el año pasado un concepto de todocaminos muy bueno, el AirCross Concept, que se enseñó tanto en el Salón Internacional de Tokio como en el de Frankfurt”. Con él, la enseña quería mandar un mensaje: “no hemos abandonado la carrera, al contrario, Citroën participará en esta competición por el mercado de los todocaminos”. Peugeot no precisó el tiempo que la enseña tardará en tener su primer SUV pero apuntó que “no será a largo plazo”.
En el terreno de los vehículos comerciales, otra de las patas de mayor crecimiento de Citroën, Peugeot explicó que “el Space Tourer que presentamos ahora en Ginebra da una idea bastante clara de la visión que tenemos a futuro del segmento de los vehículos comerciales dentro de Citroën”. “El Space Tourer es un turismo grande, un monovolumen pero es una base perfecta para un vehículo comercial”, determinó.
En otro orden de producto, Peugeot recordó que la enseña también tiene “la Berlingo, que tiene tanta fuerza propia como vehículo que es casi una marca en sí mismo, al que le tocará una renovación cuando la planificación disponga. Claramente los vehículos comerciales tienen un peso específico y muy fuerte en el desarrollo futuro de Citroën”, señaló.