El plan está dotado con 650 millones y prevé 70 actuaciones en dos años

Cifuentes logra un pacto social para crear empleo en Madrid

La presidenta de la Comunidad de Madrid Cristina Cifuentes, junto al presidente de CEIM, el secretario general de UGT Madrid y el secretario general de CC.OO Madrid, presentan 'La Estrategia Madrid por el Empleo 2016 - 2017'.
La presidenta de la Comunidad de Madrid Cristina Cifuentes, junto al presidente de CEIM, el secretario general de UGT Madrid y el secretario general de CC.OO Madrid, presentan 'La Estrategia Madrid por el Empleo 2016 - 2017'. EL PAÍS

La presidenta de la Comunidad de Madrid, Cristina Cifuentes, el presidente de la patronal CEIM, Juan Pablo Lázaro, el secretario general de UGT Madrid, Carmelo Ruiz de la Hermosa y el secretario general de CC OO Madrid, Jaime Cedrún, firmaron hoy la Estrategia Madrid por el Empleo 2016-2017. Este programa está dotado con un presupuesto de 650 millones de euros que se destinarán a la puesta en marcha de 70 actuaciones concretas en dos años. El objetivo es hacer frente al desempleo, incrementar la empleabilidad de los trabajadores, fomentar la contratación estable y de calidad, así como apoyar a los emprendedores y la economía social.

Entre las actuaciones previstas, (solo durante este ejercicio se gastarán 320 millones para llegar a un total de 220.000 beneficiarios), destaca la mejora de la intermediación que se pretende llevar a cabo en las oficinas públicas de empleo. Así, el programa prevé reforzar y modernizar los recursos humanos y técnicos con que cuentan las instalaciones del antiguo INEM para llegar a más trabajadores y lograr su rápida reinserción en el mercado laboral.

De esas 70 medidas proyectadas, 11 (con un presuuesto de 84 millones) están destinadas a mejorar la formación y dentro de ellas se quiere impulsar la implantación de la conocida como Formación Profesional Dual, aquella por la que los jóvenes pueden formarse a la vez que son contratados por las empresas como aprendices.

Nuevos incentivos

Otra de las novedades que contempla este programa es la puesta en marcha de distintos incentivos para fomentar la contratación de aquellos colectivos con más dificultades para encontrar empleo.

De esta manera, se aprobará una ayuda de hasta 3.500 euros para fomentar la contratación indefinida y otra de hasta 6.000 euros destinada específicamente a contratar a víctimas de terrorismo, de violencia machista y para personas en riesgo de exclusión social. Además, está previsto que el plan favorezca la contratación de personas con discapacidad, “a ser posible por encima de la cuota de reserva del 2% prevista para las empresas de más de 50 empleados”.

Estas y otras medidas están incluidas en las actuaciones diseñadas para los desempleados de larga duración y aquellas dirigidas a los parados menores de 30 años. Otro de los capítulos de esta iniciativa es el que tiene por objeto fomentar el emprendimiento. Para ello, está previsto otorgar ayudas de hasta 3.000 euros para la puesta en marcha de nuevos proyectos o para financiar el alquiler de locales en la región en “condiciones ventajosas”.

Por este acuerdo, se amplía la tarifa plana para los trabajadores autónomos, de manera que quienes causen alta en este régimen abonarán únicamente 50 euros al mes de cotización durante los primeros 18 meses de su actividad.

Otro de los apartados destacados es el de la economía social. Para propiciar su despegue se han ideado, entre otras actuaciones, ayudas de hasta 20.000 euros para la creación, consolidación o mejora de la competitividad de cooperativas y sociedades laborales.

La lucha contra el fraude y la elaboración de un mapa de incentivos para dar a conocer las medidas de fomento de la contratación con las que cuenta la Comunidad de Madrid son otros de los elementos de esta estrategia, que estará sometida a un seguimiento y evaluación continuos por parte del Ejecutivo y los agentes sociales.

Durante la presentación de esta Estrategia por el Empleo, los firmantes del acuerdo se mostraron optimistas, ya que reconocieron que supone recuperar un diálogo social que había sido “inexistente” en los últimos 10 años, tal y como apuntó el líder de CC OO Madrid, Jaime Cedrún. Sin embargo, el representante de UGT Madrid, Carmelo Ruiz de la Hermosa, admitió que al programa le “faltan contenidos para que sea un cambio de modelo productivo”. Por su parte, desde la patronal CEIM consideraron el pacto como “muy sólido”, que “realiza un diagnóstico de lo que pasa y además aplica terapia”.