Pierde la segunda posición a favor de Francia

El turista alemán ‘abandona’ España solo de forma temporal

El turismo alemán en España Ampliar foto

España cerró el pasado año con 68,1 millones de visitantes, un nuevo máximo histórico, con un crecimiento del 5%. Todos los grandes mercados emisores crecieron con fuerza, excepto Alemania, que cayó un 1,21% y perdió 126.447 visitantes respecto a 2014. En términos porcentuales, los visitantes alemanes representaron el 15,1% del total, lo que supone el peso más bajo de toda la serie histórica iniciada en 2001. Francia, que tradicionalmente ha sido el tercer mercado emisor de turistas a España, sobrepasó a Alemania el pasado ejercicio y se situó como el segundo más importante.

El deterioro del mercado alemán es especialmente importante para España, ya que es uno de los mercados más importantes del turismo mundial en gasto, una de las asignaturas pendientes. Las últimas estadísticas de la Organización Mundial de Turismo (OMT) revelan que es el tercero más importante del mundo, solo por detrás de China y EEUU, con un gasto de 920.000 millones de dólares (838.000 millones de euros).

¿Por qué se ha producido ese retroceso? Fuentes del sector turístico apuntan al trasvase de visitantes a algunos destinos competidores y al cierre del hub que la aerolínea Air Berlin había dispuesto en el aeropuerto de Mallorca y que servía de base para el posterior traslado a otros destinos españoles.

Las reservas de asientos aéreos anticipan una fuerte subida este año

Frente a la menor entrada de visitantes germanos a España, la llegada a Turquía y Grecia ha subido con fuerza. Especialmente significativo ha sido el crecimiento al país otomano, al que llegaron 5,6 millones, un 5,8% más (330.000 visitantes más en términos absolutos). En el caso de Grecia, las entradas subieron a 2,6 millones, en torno a un 3%.

Pero quizá la decisión que más peso ha tenido ha sido el desmantelamiento de la base que tenía Air Berlin para conectar Alemania con el suroeste de Europa y el Norte de África. El tráfico generado por esta compañía era superior a los cinco millones de pasajeros anuales, lo que le daba una cuota del 23% del número de pasajeros. Los problemas económicos de la compañía aérea han motivado el cierre a finales de año y eso puede haber derivado parte de la demanda a otros países.

¿Se repetirá esta misma situación este año? Fuentes consultadas apuntan que el atentado del Estado Islámico en Estambul a principios de enero ha provocado la huída de un gran número de turistas y muchos optarán por España. Las reservas de asientos aéreos desde Alemania, que sirven como un indicador adelantado para medir la demanda turística, mostraban en diciembre crecimientos del 5,9% en enero y del 11,8% en febrero. “Los turoperadores europeos están muy nerviosos porque tienen que realojar a millones de turistas alemanes y no todos caben en España”.

Los datos de enero afianzan esa tendencia, pero no corrigen todavía la caída. Ese mes llegaron a los principales destinos españoles 460.117 visitantes alemanes, lo que supone una caída del 0,3%, inferior a la registrada al cierre de 2015 (-1,2%). Francia sigue por encima de Alemania, con 473.225 visitantes. El mercado que mejor se comportó es Reino Unido, que envió a 3,5 millones de turistas, un 21% del total, que se decantaron por viajar a Canarias, en plena temporada alta. Ese mes llegaron al archipiélago 1,04 millones de visitantes, de los que un 30% eran británicos.