Doña Cristina solo ha respondido a las preguntas de su abogado

La infanta dice que confía en la inocencia de su marido

Palma de Mallorca

La infanta Cristina ha afirmado al tribunal que la juzga que firmó la constitución a medias con su marido, Iñaki Urdangarin, de la empresa Aizoon “por confianza” en él, ya que era una de las pocas personas en las que confiaba. “Firmé en confianza del asesor fiscal y de mi marido”, ha dicho sobre la sociedad, de la cual ha querido dejar claro que Urdangarin era el administrador y tomaba todas las decisiones. “Así me lo pidió y acepté”, ha explicado la infanta a preguntas de su abogado, y ha añadido que entonces confiaba en su marido y en su “entorno más cercano”, incluido el asesor fiscal de Urdangarin, Miguel Tejeiro, en quien “ahora” no confía.

La infanta Cristina ha empezado a declarar como acusada en el juicio del caso Nóos tras un receso de cinco minutos ordenado a las 17.56 horas por el tribunal que la juzga por cooperación necesaria en dos delitos fiscales de su esposo, Iñaki Urdangarin. Doña Cristina se enfrenta a una petición de pena de 8 años de prisión planteada por el sindicato Manos Limpias, que ejerce la acusación popular y es la única parte que atribuye delitos a la hermana del Rey.

Al inicio de su declaración, su abogado ha aclarado que sólo le responderá a él, tras lo que la presidenta del tribunal, Samantha Romero, ha instado a la acusada a pronunciarse sobre ello. “Gracias señoría, contestaré solo a mi letrado”, ha ratificado la doña Cristina.

Urdangarin, que hoy ha concluido su declaración tras dieciséis horas de comparecencia, ha afirmado que nunca pretendió usar a su esposa como “escudo fiscal” y que ella “nunca ha intervenido en la economía familiar”. El exduque de Palma está acusado de ocho delitos por los que se le piden penas de entre 11 y 26,5 años de prisión