Advierten de la deseaceleración de la afiliación desestacionalizada

El Gobierno alerta ahora de un freno en el empleo

Los secretarios de Estado de Empleo y de Seguridad Social, Juan Pablo Riesgo (izquierda) y Tomás Burgos (derecha).
Los secretarios de Estado de Empleo y de Seguridad Social, Juan Pablo Riesgo (izquierda) y Tomás Burgos (derecha).

"Hay pequeños datos o indicadores parciales del comportamiento del empleo que deben despertar en nosotros la máxima atención", ha asegurado hoy el secretario de Estado de Seguridad Social, Tomás Burgos, al evaluar los datos de afiliación y paro hechos hoy públicos por el Ministerio de Empleo.

Esta advertencia se ha sumado a la del secretario de Estado de Empleo, Juan Pablo Riesgo, quien también aseguró que desde el Gobierno, consideran ahora "que se están ralentizando decisiones de contratación y acelerando decisiones de modificación sustancial de las condiciones laborales o de extinción de contratos por las amenazas de modificación de relaciones laborales", en clara referencia a las propuesta socialista de modificar la reforma laboral.

Pero ¿en qué datos "objetivos", según han dicho, se basan los responsables de Empleo para lanzar esta alarma? Burgos citó sobre todo dos cuestiones: la caída del 50% en el dato desestacionalizado de afiliación a la Seguridad Social respecto a hace un año --en febrero de 2015 subía en 67.428 y el mes pasado lo hizo en 32.491-- y en el descenso, en una décima, por debajo del 3% de la tasa anual de crecimiento del número de cotizantes, por primera vez desde hace más de un año.

A esto suman otros "pequeños elementos para la atención que no para la preocupación, de momento" como el comportamiento del sector agrario, donde la caída de afiliados se ha triplicado en febrero o el descenso del 20% de la afiliación en construcción, que según Burgos, es  "un buen termómetro de al menos la suspensión temporal de muchas decisiones que pueden verse afectadas por la situación de impase político"