Mantiene la previsión de dividendos para este año

Talgo gana un 55% más y busca recuperar cartera en 2016

El fabricante identifica oportunidades en todo el mundo por 12.900 millones

El 'pay out' previsto está entre el 20% y el 30%

Tres unidades de alta velocidad Talgo 350.
Tres unidades de alta velocidad Talgo 350.

Talgo evoluciona favorablemente en sus magnitudes al cierre de 2015, pero se está comiendo la cartera de contratos tras un 2015 pobre en nuevos proyectos. Ha facturado un 36% más, hasta 521 millones; el ebitda crece un 49%, llegando a 104 millones, y el beneficio neto sube a 60 millones tras un incremento del 55%. Su consejero delegado, José María Oriol, lo atribuye a la ejecución de la cartera de pedidos y al cumplimiento de los ratios de eficiencia marcados previamente. Con todo, mantiene la previsión de repartir dividendo este año, probablemente en el segundo semestre, con un pay out del 20% al 30%.

El reto ahora está en reforzar una reserva de contratos por ejecutar que ha mermado en el último año: suma 3.117 millones (6,1 veces los ingresos de 2015), bajando desde los 3.700 millones de 2014, cifra que multiplicaba por 7,1 la cifra de negocio del ejercicio.

En busca de trabajo por todo el planeta, Talgo dice tener identificadas oportunidades en el corto plazo por 9.200 a 12.900 millones, la mayor parte en Europa y Oriente Medio. Sin embargo reconoce que algunos de los hitos esperados, como la compra de trenes AVE por parte de Renfe, van con retraso o que la crisis de las materias primas ha reducido el ritmo de ejecución de proyectos en áreas clave para la compañía como Oriente Medio.

En 2015 Talgo fijó un mínimo de 64 millones en la contratación, frente a los 700 millones de 2013 o los 1.876 millones de 2011, cuando firmó el AVE La Meca-Medina.