Recupera tras caer más de un 3% en una sesión volátil

El barril de petróleo se instala en la locura, ¿qué pasa?

El ministro del Petróleo de Arabia Saudí decepcionó a los mercados con su intervención en Houston el martes

Subida de la cotización del Brent tras el dato de reservas de EE UU
Subida de la cotización del Brent tras el dato de reservas de EE UU

El barril de Brent se ha instaurado en la locura, después de ceder más de un 6% en dos días, la cotización del rey de las materias primas se ha dado la vuelta y refleja prácticamente un empate técnico. El motivo se encuentra en el dato de las reservas de crudo, conocido hoy, y que ha reflejado un aumento de 3,5 millones de barriles cuando se esperaba que fuera de 3,4. Pese al mal dato, se encuentra muy lejos de la cifra que había estimado el Instituto del Petróleo Americano de ayer, que esperaba cerca de 7 millones, por lo que el efecto ha sido completamente positivo.

El mercado del petróleo se encuentra totalmente saturado y presenta una brecha entre la oferta y la demanda que no se equilibrará, como mínimo, hasta 2017, según los datos de la Agencia Internacional de la Energía. Pese a ello, el crudo vivía en las últimas sesiones un rebote auspiciado por las esperanzas de que un pacto entre los miembros de la Organización de Países Productores de Petróleo (OPEP) y Rusia rebajase los niveles de oro negro a exportar y sirviese de impulso para una cotización que llegó a perder más de un 70% de su valor en 20 meses.

Pero los inversores han despertado de su sueño y, pese a que las negociaciones siguen adelante y Arabia Saudí, Rusia, Venezuela y Catar han acordado congelar su producción a niveles de enero; los mercados exigen más. "El anuncio de la congelación de los niveles de producción se produce en países que, en el último mes, no la habían aumentado, por lo que no tiene efectos reales sobre el mercado”, señalaba a al respecto Eugen Weinberg, responsable de materias primas de Commerzbank AG.

El detonante fue la comparecencia en Houston del ministro del petróleo de Arabia Saudí, Ali al-Naimi, el martes. El dirigente se mostró totalmente contrario a una rebaja de la producción de crudo y negó la evidente guerra de precios que desplomó el precio del crudo desde los 115 dólares por barril a los que cotizaba en 2014.

Pero lo que realmente deprimió la cotización del barril, señalan los analistas, fue la sensación de que Arabia Saudí no tiene realmente intención de cambiar nada para dotar de estabilidad al mercado. "El equilibrio se logrará de forma gradual a medida que los bajos precios del crudo echen del mercado a los productores más ineficientes. O rebajan sus costes, o tendrán que cerrar”, sostuvo.   

En este sentido, una vez que los mercados digieran la cifra de las reservas de petróleo, la tendencia para el barril seguirá siendo claramente bajista.