Incluiría cinco cambios para la regeneración democrática

Rivera exige una reforma exprés de la Constitución

El presidente de Ciudadanos, Albert Rivera, ha condicionado hoy su apoyo a la investidura de Pedro Sánchez a que el PSOE se comprometa por escrito a llevar a cabo una reforma exprés de la Constitución en los primeros meses de Gobierno que incluya cinco cambios en materia de regeneración democrática.

Estos cinco cambios en la Constitución incluirían: la supresión de los aforados; una rebaja de las firmas exigidas para que los ciudadanos presenten una Iniciativa Legislativa Popular (ILP) de 500.000 a 250.000 firmas; una reforma del ámbito judicial para despolitizar el órgano de Gobierno de los jueces, entre otras cosas; y la supresión de las diputaciones; y la limitación de la presidencia del Ejecutivo a ocho años.

Rivera ha asegurado: "soy consciente de que esto no es fácil para el PSOE, pero no queda otra". De hecho, insistió en que Ciudadanos "sólo formará parte de un acuerdo de Gobierno si hay un pacto verdaderamente reformista, que apueste claramente por la regeneración democrática, sin peros, sin medias tintas y sin complejos".

El líder de Ciudadanos admitió que ha comparecido hoy para "pedir públicamente un último esfuerzo al PSOE" para que acepte esta exigencia "sine qua non" y que lo haga en las próximas 48 horas, porque según ha explicado no hay más tiempo, por los calendarios internos de los socialistas y de la propia investidura.

Rivera considera que con la supresión de las diputaciones no debería haber problemas "porque lo defendió Rubalcaba en su programa electoral". Si bien ve más difícil que el PSOE acepte otras de sus exigencias como la limitación a ocho años del mandato de presidente del Gobierno "porque no tienen tradición en la limitación de mandatos" o en la despolitización de la justicia.

En materia laboral, donde Ciudadanos y el PSOE tenían otro de sus grandes escollos, Rivera ha precisado que "se ha avanzado" pero ha admitido que "es uno de esos puntos en los que la redacción de como quede en el acuerdo es esencial también y en eso están trabajando".

Finalmente, se negó a decir que su apoyo es incompatible con el de Podemos aunque lo sugirió al asegurar que no cree que la formación de Pablo Iglesias vaya a aceptar condiciones de Ciudadanos como la imposibilidad de que se hagan referendum secesionistas o que no se suban los impuestos a las clases medias. Dicho esto, Rivera insinuó que "el apoyo más razonable" sería el del PP "y le pedimos que se sumen a ese acuerdo", ha añadido.