Daniel Fuster, director de Power&Gas de Siemens España

“El futuro está en la generación eléctrica distribuida”

La generación distribuida son pequeñas planas próximas a los centros de consumo

Siemens aboga por un mix equilibrado en España

Daniel Fuster, director de la División Power&Gas de Siemens España.
Daniel Fuster, director de la División Power&Gas de Siemens España.

Responsable desde 2014 de una de las nueve divisiones de Siemens España, la de Power&Gas, a Daniel Fuster le sobra experiencia para analizar la situación del sector energético. Como fabricante de bienes de equipo, Siemens se ha adaptado a la crisis desplazando recursos de unas áreas a otras, ampliando los servicios a sus clientes con mayor valor añadido. 

Pregunta. ¿Qué supone el área de Power&Gas para Siemens España?

Respuesta. Es una de las divisiones históricas del grupo. Este siempre ha apostado por la electrificación, la automatización y últimamente por la digitalización, que crecerá mucho en el futuro. P&G tiene un papel esencial en sistemas, productos y plantas de generación (turbinas de gas, termosolares, nucleares..). Es una de las principales divisiones, con un gran peso específico. Intentamos mantener una línea fuerte de I+D focalizada en lo que esperan los mercados: mejores máquinas, mas fiabilidad, mejores prestaciones, eficiencia y menores emisiones.

P. Pero ese tipo de generación ha sufrido una fuerte crisis en España.

Con la crisis económica, nuestros clientes españoles han salido al exterior y nosotros los hemos acompañado apoyando la gestión de sus proyectos”

R. Sí. En 2007 se registró una punta de demanda de 45 GW y ahora no llega a 40 GW. Ha habido un decrecimiento continuado del consumo y, por tanto, de la generación, excepto en 2015, en que creció algo, el 1,9%. No es gran cosa, pero sí un cambio de tendencia.

P. Pero en enero se ha quebrado la tendencia. Además, el crecimiento fue en la eólica.

R. Sí. Ha habido muchos sobresaltos pero son típicos de salidas de las crisis. La UE fomenta las renovables, que tendrán más peso en el mix. Atendiendo a la máxima estabilidad del sistema, este se mantendrá con mayor peso de ciertas fuentes de energías, según los años, los precios y la oferta. Pero España, con escasez de energía primaria está abocada a un mix equilibrado.

P. ¿A Siemens nunca le ha interesado ser productor eléctrico?

R. Siemens, y lo recuerdo porque llevo aquí más de 37 años, siempre ha tenido muy claro que no rivalizará con sus clientes. Los apoyamos para que sean competitivos y mantengan sus cuotas de mercado. A veces, en el caso de plantas novedosas o tecnologías que requieren cierta validación para hacer más atractiva la financiación, nos han pedido una participación. Pero siempre han sido minoritarias y coyunturales, sin entrar en comercialización y generación. Somos un grupo de bienes de equipo, ofrecemos servicios, pero no somos una eléctrica.

P. ¿Qué tipo de servicios?

R. Contratos multianuales de mantenimiento de las plantas, de 12 años, e incluso de 20 años. Hacemos una revisión integral de las máquinas, incluidos los mantenimientos programados, preventivos o, en caso necesario, la reparación.

P. ¿Dónde está ahora el mercado?

R. Somos un reflejo de la organización de Siemens en el mundo. En España nos centramos en mantenimiento y modernización. Tenemos líneas abiertas para reducir las emisiones y optimizar la combustión de las centrales de carbón y gas. El objetivo no es solo ahorrar, sino bajar las puntas de calor en la combustión y reducir así las emisiones de dióxido de nitrógeno.

P. ¿Participan en la desnitrificación de plantas de carbón?

“Las reformas nunca se terminan. Espero que se mantenga un mix eléctrico sano y se dé un horizonte de seguridad a las inversiones”

R. De momento, las eléctricas están pendientes de qué centrales y por cuánto tiempo serguirán operando o con qué carbón, para ver si les compensa realizar estas inversiones. En ese proceso, analizan cuáles de ellas merecen ser modernizadas, algo que dependerá de lo que decidan las autoridades.

P. ¿Qué países son más activos?

R. Ha habido un vuelco por la bajada de los precios del crudo. Se han frenado muchas inversiones a la espera de su evolución. Los actuales no son sostenibles a largo plazo. Los países más activos son México, donde hemos tenido éxitos importantes, porque hay cambios regulatorios para que la producción crezca y sea más competitiva. También Sudáfrica, Chile y el Sudeste asiático.

P. ¿Cuál es la generación del futuro?

R. La generación distribuida. Movimientos como la compra por Siemens de activos de Rolls Royce se encaminan a ello. Son aquella plantas de menos de 100 MW que se pueden aproximar a los centros de consumo y encuentran cabida en grandes complejos comerciales, hospitalarios o industriales. Incluso para atender la demanda de una fábrica singular en un país donde la red esté poco desarrollada. En Europa, con una red muy mallada, no es tan necesaria, pero sí en países con una industria en eclosión. En 2030 un 50% de la demanda nueva será de generación distribuida.

P. Alguna eléctrica ha dado marcha atrás en su intento de cerrar algún ciclo combinado. ¿Qué opina?

R. Durante muchos años los ciclos sustentaron la carga base de la red, pero con la crisis y el aumento de la eólica, sus horas de funcionamiento se redujeron, hasta cubrir apenas un 10% de la demanda, lo que no permite operarlos de forma racional y rentable. Muchas empresas pensaron en la hibernación, pero esto que hay que pensarlo dos veces. Son inversiones muy fuertes y parar una planta para volver a ponerla en marcha tiene un coste:en conservación en atmósferas inertes, calderas, máquinas. Pero son necesarios. Pueden cubrir los valles de las renovables. Siemens va por este camino.

P. Los ingresos de Siemens España aumentaron el año pasado un 7%, hasta 1.352 millones. ¿Gracias a qué?

R. Hubo varias operaciones importantes, entre ellas, el fin del proyecto de Inelfe [la interconexión con Francia]; otras en la división industrial o el proyecto de eficiencia energética de la depuradora de Vigo, la más grande que hay en Europa. Este año prevemos crecer algo, en línea con la demanda.

 

“El interés de Siemens por Gamesa ha sido una sorpresa”

“El futuro está en la generación eléctrica distribuida”

Pregunta. Cómo sortea Siemens la crisis en España?                          

Respuesta. Estamos acostumbrados a los vaivenes del mercado, o bien, buscando nuevos mercados, o bien, desplazando recursos de unas divisiones a otras. El amplio portfolio de Siemens le permite derivar recurso de unas áreas a otras. Hemos seguido los pasos de nuestros clientes españoles, que han salido al exterior con gran éxito, en energías fósiles y renovables. Los hemos acompañado apoyándolos en la gestión de sus proyectos. Ahora, gran parte del negocio de Power&Gas lo hacemos con empresas españolas fuera, a las que ofrecemos la misma gama de productos de Siemens.

P.¿Cómo se recibó la noticia de una posible fusión de Siemens con Gamesa?

R. Con sorpresa pues no tenía conocimiento de nada y poco puedo comentar. Pero estas son operaciones que se llevan de una forma centralizada, desde Alemania.

P. ¿Cree que la reforma eléctrica se ha completado?

R. Las reformas nunca se terminan. Yo espero que se mantenga un mix sano y que se dé un horizonte de seguridad a las inversiones. Desarrollar una turbina de gas tarda años y cuando se tienen que tomar decisiones de este tipo hay salvaguardar el horizonte de validez de las reglamentaciones.

P. Ahora, sin Gobierno, no hay peligro de cambios.

R. Energéticamente, es un buen momento porque nos sobra energía, potencia y no hay una necesidad perentoria de invertir. Sí es necesario que se promuevan las interconexiones, lo que permite que recursos ociosos se exporten a otras zonas donde los necesiten.

P. Precisamente, Siemens ha tenido un papel relevante en las interconexión con Francia.

R. Tuvimos el acierto de adjudicarnos la interconexión entre Sagunto y Baleares. El proyecto salió muy bien y nos permitió luchar por el de la interconexión con Francia, que también ganamos y ha terminado en perfectas condiciones. Estas permiten el máximo de eficiencia y sostenibilidad. Estos son proyectos de la división paralela a la nuestra, la de transporte o redes.