El juez investiga la existencia de 18 cuentas en Suiza de Granados, Marjaliza y sus esposas

Madrid pagó a través del Canal de Isabel II trabajos a la red Púnica

Alejandro de Pedro, conseguidor de la trama Púnica comparece ante la comisión anticorrupción de la Asamblea de Madrid.
Alejandro de Pedro, conseguidor de la trama Púnica comparece ante la comisión anticorrupción de la Asamblea de Madrid. EL PAÍS

La Comunidad de Madrid utilizó el Canal de Isabel II para pagar a las empresas del informático Alejandro de Pedro por sus trabajos para mejorar la reputación del Ejecutivo regional y su expresidente Ignacio González. Las empresas de De Pedro, Eico y Madiva, recibieron una “facturación ficticia” a través de dicha empresa pública, según varios testigos del caso Púnica. Así consta en el sumario de la trama presuntamente liderada por el ex secretario general del Partido Popular (PP) madrileño, Francisco Granados, al que tuvo acceso Europa Press, en el que aparece el testimonio que Adrián de Pedro, hermano del informático y “estrecho colaborador” en sus negocios, prestó el 27 de octubre de 2014.

En su declaración, “ni se cita a Indra, ni se citan supuestos pagos a Indra; tan solo se cita que la facturación ficticia que se está pagando a Eico y Madiva se está haciendo a través del Canal de Isabel II”. El juez de la Audiencia Nacional Eloy Velasco subrayó en un auto dictado el pasado junio que el exconsejero madrileño Salvador Victoria ordenó pagar a De Pedro y los traspasos de efectivo se realizaron “por parte de las empresas Canal de Isabel II, Indra o el empresario Sergio Ortega, sin aparente contraprestación, pero en función al cargo público que ostentaba en la Comunidad de Madrid”.

De hecho, la Guardia Civil preguntó en octubre de 2014 al experto en redes sociales, Alejandro de Pedro, por los tres sobres con 82.500 euros que habían sido localizados en su domicilio, dentro de dos chaquetas. El respondió que 2.500 euros, en billetes de cincuenta, procedían de un supuesto pago que le había hecho Indra y el resto eran ahorros suyos y de su mujer.

En el caso Púnica se investigan las “redes clientelares de tráfico de influencias” constituidas en torno al exsecretario general del PP de Madrid Francisco Granados y el empresario David Marjaliza, que se hicieron con contratos de hasta 100 millones de euros en diversos ayuntamientos de la Comunidad de Madrid, la Diputación de León y el Instituto de Fomento de la Región de Murcia. El juez les envió el 30 de octubre de 2014 a prisión por formar parte de una “organización criminal”.

El instructor de la trama Púnica investiga, al menos, 18 cuentas en Suiza de Francisco Granados, David Marjaliza y sus esposas, Adela Cubas y María Nieves Alarcón, según la documentación del sumario hecha pública ayer. Las principales cuentas y sociedades investigadas estaban domiciliadas en el banco BNP Paribas. Las sociedades estaban radicadas en Costa Rica y en Islas Vírgenes.