En 2015 se redujeron las aportaciones un 11%

Los planes de pensiones atraen menos dinero

El aumento del consumo y la reducción del límite anual podrían ser las causas

Los planes de pensiones atraen menos dinero

No acabamos de dar el paso de ponernos a ahorrar para la jubilación, al menos en planes de pensiones. El año pasado aportamos 3.590 millones a estos instrumentos, lo que supone 440 millones menos, es decir, la cifra se redujo en un 11%.

El presidente de Inverco, Ángel Martínez-Aldama, no ve un único motivo que explique esta caída, pero menciona varios factores a tener en cuenta, “entre ellos, el aumento del consumo de las familias, con la consiguiente reducción en la tasa de ahorro, que afecta a todos los productos de ahorro”.

Asimismo, para Martínez-Aldama, la reducción del límite anual de aportaciones a planes –de 12.500 y 10.000 euros, según la edad, a un único límite de 8.000 euros– que entró en vigor el pasado ejercicio, “sin duda ha contribuido a esa reducción”. “Pensemos que la capacidad de aportación a planes individuales de las personas que ya cuentan con un plan de pensiones de empleo en su empresa está mucho más limitada por este hecho”, apunta Ángel García, consultor sénior de Willis Towers Watson.

Incertidumbre política

Los diferentes planteamientos de los grupos políticos en relación a los planes privados podrían haber provocado también un parón de aportaciones hasta tener certeza de qué va a suceder, opina Miguel Menéndez, director de Mercer.

También, para Miguel Menéndez, director del área de previsión social de Mercer, “es muy probable que las últimas modificaciones que se hicieron a la legislación, reduciendo el límite de aportaciones sin incentivar el aumento de las mismas por medio de ventajas fiscales, puede también haber sido un obstáculo para la contratación de este tipo de productos”.

“Además, la única alegría que fue la ventana de liquidez parece que no ha tenido los efectos esperados”, añade en referencia a la nueva posibilidad de rescatar el dinero a los 10 años.

“No ayuda tampoco que las rentabilidades medias de los planes de pensiones no superen el 2% en los últimos 15 años fruto de una gestión mejorable y de unos gastos excesivos. Comisiones de gestión y depósito que pueden detraer fácilmente 150 puntos básicos a la rentabilidad”, según Ángel García.

Maite Lázaro, directora técnica de ahorro-previsión de Optima Financial Planners, añade que “hasta hace poco, los únicos instrumentos que se consideraban para complementar la pensión de jubilación eran los planes de pensiones, y ahora el abanico de productos específicos de ahorro a medio y largo plazo es más amplio, por lo que los partícipes pueden diversificar más”. Efectivamente, el año pasado se lanzaron los denominados planes de Ahorro 5.

Además, desde Optima creen que la incertidumbre de los mercados en los últimos meses tampoco ayuda, “especialmente en los planes de pensiones mixtos o de renta variable, y los partícipes prefieren enfocarlo a productos más conservadores, como los planes de previsión asegurados”.

Otro factor que ha podido tener su efecto es la situación del mercado laboral, afirma Miguel Ángel Bernal, responsable del departamento de investigación de IEB, es el “mayor número de autónomos, precariedad y temporalidad y caída del número de trabajadores con mayor salario y más edad. Es una situación que complica a los empleados destinar salario a previsión voluntaria”, analiza.