El selectivo cede un 0,5%, hasta los 8.137 puntos

El Ibex se rinde a la volatilidad del petróleo y cierra en pérdidas

El precio del petróleo pasó de anotarse un 6% a caer más de un 3% y se llevó por delante el alza de las Bolsas europeas tras la decepcionante reunión entre Arabia Saudí y Rusia

Un panel electrónico en Shanghai, China
Un panel electrónico en Shanghai, China REUTERS

El enésimo baile. El petróleo volvió a ser el protagonista y las Bolsas cayeron de nuevo en su embrujo. El Ibex se movió al son de la cotización del crudo y acabó corrigiendo un -0,51%, hasta los 8.137 puntos. El selectivo español se mantuvo en positivo mientras el barril de Brent, referencia en Europa, se anotaba más de un 5% de subida entre rumores de una reunión de Arabia Saudí y Rusia orientada a impulsar su precio. El índice se las prometía felices, lograba reconquistar la barrera de los 8.200 puntos que ya había rondado en los rebotes previos, y las voces que apuntaban a un cambio de tendencia cogían fuerza.

IBEX 35 8.311,90 0,48%

Pero cuando los rumores se materializaron, la realidad no logró satisfacer las expectativas de los inversores. Tanto tiempo se había esperado esta reunión que su resultado, un acuerdo para congelar los niveles de producción de los países firmantes- los mencionados Rusia y Arabia Saudí junto a Venezuela, Catar e Irak- hundió el alza del petróleo -el Brent cerró la sesión con una caída del 3,62%- y se llevó por delante a las frágiles Bolsas, que entraron en terreno de pérdidas.

“El anuncio de la congelación de los niveles de producción se produce en países que, en el último mes, no la habían aumentado, por lo que no tiene demasiado efecto real sobre el mercado”, señala a Bloomberg Eugen Weinberg, responsable de materias primas de Commerzbank AG. Según el experto, el resultado de la reunión tiene muy poco valor si Irán, uno de los países que más ha elevado su producción, no se une al acuerdo. Otro de los fundamentales, Irak, confirmó más tarde su adhesión.

En España, a este revés se le sumó el agujero que le dejaba Técnicas Reunidas. Ayer por la noche, la compañía hizo público ante la Comisión Nacional del Mercado de Valores un adelanto de sus resultados en los que registraba un descenso de alrededor del 50% en sus beneficios, algo que, con la apertura de la sesión, fue castigado por los inversores con una dureza extrema. Técnicas Reunidas perdió en la jornada un 22,98% de su valor y sus títulos cayeron a 22,27 euros por acción.

El resto de parqués del Viejo Continente se movió de forma paralela a la cotización del selectivo español. Así, el Dax alemán cedió un 0,78%;el Cac francés, un 0,11%, el Mib italiano perdió un 0,49% y el Euro Stoxx 50 se dejó un 0,44%. La única Bolsa capaz de aguantar el tirón del petróleo y cotizar al alza fue el Footsie británico, que al cierre se anotó una subida del 0,65% 

El segmento de las materias primas, del que se excluye al petróleo por su influencia sobre la economía mundial, se situó entre los grandes perdedores de la sesión en Europa pese a que gigantes como Anglo American o Glencore acumulan un rebote acumulado que supera el 15% en las últimas tres sesiones.

Por su parte, al otro lado del Atlántico, Wall Street volvía a la actividad tras un lunes festivo con motivo del Día del Presidente. Sus índices se movieron siempre en terreno alcista, con el Dow Jones anotándose un 1,39%, el S&P avanzando un 1,65% y el Nasdaq registrando un alza del 2,27%. Aunque en un primer momento pareció que Estados Unidos podía erigirse como salvador de la sesión, el Ibex 35 no terminó de dejarse contagiar por las compras y, conforme fue avanzando la tarde, los números negros quedaron en el horizonte. Los ansiados 8.200 se resistieron así en la tercera sesión consecutiva de coqueteos.

En el mercado de la deuda, las alzas fueron la nota dominante. Así, el interés del bono español a 10 años subió al 1,750, un alza que, aunque menor, también experimentó su homólogo alemán. El bund es el valor refugio por excelencia y, con la tormenta que se ha vivido en los mercados desde comienzos de año, con especial fuerza la pasada semana, su interés había alcanzado niveles mínimos y ahora rebota ligeramente para colocarse en el 0,266%. Por su parte, la prima de riesgo se elevó en dos puntos básicos hasta los 148. Desde comienzo de año, el diferencial entre el bono español y el alemán se ha ampliado en 34 puntos básicos, llegando por momentos a superar la barrera de los 160.

En el mercado de divisas apenas se apreció cambio alguno. El euro se mantiene anclado en el nivel de los 1,11 dólares desde hace 10 sesiones y no consigue iniciar su camino hacia la igualdad con los billetes verdes. Los expertos pronosticaron que alcanzaría ese nivel hacia el segundo trimestre del año y, aunque todavía mantienen sus previsiones, la fortaleza del soporte de la moneda comunitaria cada vez dificulta más su cumplimiento.