Ampliará su peso tanto en las ventas como en el ebitda

España aportará en 2016 el 28% de los ingresos de Telefónica

Logotipo de Telefónica en su sede de Gran Vía.
Logotipo de Telefónica en su sede de Gran Vía.

El mercado español vuelve a ganar peso en el conjunto del grupo Telefónica. De nuevo, España va a estar en el centro de las miradas de los inversores para conocer en gran medida la evolución de los resultados de la operadora.

Según un informe publicado la pasada semana por Citi, el mercado español aportará en 2016 más del 28,5% de los ingresos de Telefónica. En 2015, cuyas cuentas se presentarán a finales de febrero, España supondrá el 26,2% del volumen de negocio, según las estimaciones de estos analistas. De cara a 2017, la tendencia se mantendrá. De hecho, el banco estadounidense prevé que España aporte el 29% del volumen de negocio de la operadora.

En su informe, Citi indica que Telefónica España se verá impulsada por el reforzamiento de la apuesta de la teleco por la televisión de pago, materializada con la compra en 2015 de Distribuidora de Televisión Digital (DTS), matriz de Canal+. De esta manera, el banco de inversión cree que DTS aportará unos ingresos de 160 millones de euros por trimestre a la empresa.

De esta manera, Telefónica España registrará unos ingresos en 2016 de 12.978 millones de euros, un 4,9% más que en 2015. De cara al año 2017, el volumen de negocio sería de 13.398 millones. La teleco también se vería favorecida por factores como las subidas de precios aprobadas en algunas de sus tarifas convergentes y el avance en nuevos negocios como las redes de fibra óptica.

En otros grandes mercados, la previsión de Citi pasa por una caída de los ingresos en Brasil, un mercado castigado por el agravamiento de la crisis económica, hasta 9.929 millones de euros. El peso del país en el conjunto de la operadora pasará de un 23,1% en 2015 a un 21,8% en 2016. En este caso, el grupo se vería penalizado por la depreciación del real frente al euro a la hora de contabilizar los ingresos procedentes del país. En el año 2013, Brasil llegó a estar por delante de España en volumen de ingresos.

En Alemania, a su vez, los ingresos de la operadora española se mantendrán prácticamente estables en 2016 en relación a 2015, y su peso en el grupo aumentará hasta superar el 17%.

En términos de rentabilidad, el mercado español vuelve a ser clave para la teleco. Las estimaciones de Citi apuntan a un ebitda en Telefónica España de 5.465 millones de euros en 2016, un 1,7% más que en el ejercicio que acaba de concluir. En este caso, España aportará más del 37% del total del ebitda del grupo Telefónica. De cara a 2017, el ebitda crecerá casi un 5% hasta 5.731 millones de euros, tirando del conjunto del grupo.

A continuación se situará Brasil con un 21,65% del total del ebitda del grupo Telefónica, a pesar de registrar un posible descenso del 6,5% en 2016. Alemania se mantendrá en tercera posición, si bien la previsión de estos analistas pasa por un crecimiento del 8,8% hasta 1.887 millones de euros. Telefónica Deutschland prevé seguir rentabilizando las sinergias de la integración de E-Plus.

Con respecto al margen de ebitda del grupo Telefónica, Citi prevé que se sitúe en el 32% en 2016, para llegar al 33% en 2017.

La teleco, ante el reto de crecer en Brasil

Telefónica ha insistido en que es la única compañía que registra aumento de ingresos trimestre a trimestre en el mercado brasileño. En una entrevista con la agencia Bloomberg, su director financiero y hombre fuerte, Alberto Horcajo, señaló la pasada semana que la aspiración de la compañía es lograr que esta tendencia se mantenga en un país como Brasil, castigado por una grave crisis económica. Esta situación ha llevado a las operadoras brasileñas a desconectar casi 27 millones de líneas entre los meses de mayo y diciembre de 2015, cerca del 10% del total del mercado, según las estimaciones de Anatel.

Telefónica Brasil, líder del grupo en número de clientes, prevé alcanzar unos ingresos de 10.900 millones de reales en el cuarto trimestre de 2015 (presentará las cuentas el 24 de febrero), por encima de los 9.000 millones alcanzados en el mismo periodo del pasado año.

Horcajo explica también que Telefónica Brasil ha evitado entrar en guerras de precios con rivales como TIM_y Oi que hubiesen erosionado los márgenes, enfocando sus estrategias en el crecimiento de servicios de calidad para clientes de alta gana. En este sentido, la teleco capturó el 69% del crecimiento del segmento de contrato durante el cuarto trimestre de 2015, según las estimaciones del regulador Anatel. Su cuota en el pospago es del 42,42%.

El directivo, además, defiende las medidas de contención de costes aplicadas por Telefónica Brasil, y descarta nuevas operaciones corporativas en el país.

En los últimos tiempos, la empresa ha estado activa en este ámbito. Durante el año 2015, Telefónica Brasil cerró la compra de GVT, antigua filial de Vivendi, especializada en el negocio de la banda ancha fija, en una operación valorada en más de 7.000 millones de euros.