En los últimos años se han triplicado los turistas chinos

El Corte Inglés le da la bienvenida al Nuevo Año Chino

Las ventas del público chino suponen el 50% de los ingresos totales a extranjeros

El Corte Inglés le da la bienvenida al Nuevo Año Chino

En poco más de una semana, el 8 de febrero, se inaugura el Año Nuevo Chino del Mono, que según la tradición, representa la inteligencia, la valencia y la capacidad de liderazgo. Por ese motivo y porque el turista de aquel país representa ya el 50% de las ventas totales al público extranjero, El Corte Inglés ha inaugurado este mediodía en su centro de Castellana, en Madrid, los actos de celebración que durante todo el mes conmemorará esta festividad.

"Nos hemos ha colocado en el top 10 de las tiendas europeas en la ventas a extranjeros. El 50% de esas venta lo representan los ciudadanos chinos. Estamos seguro que esté año que comenzamos vamos a mejorar incluso esas cifras", ha asegurado en referencia al centro de Castellana el consejero de la compañía, Juan Hermoso, en el acto al que también ha asistido el embajador chino en España, Lyu Fan. 

El diplomático chino ha aprovechado para felicitar el nuevo año y desear prosperidad a todos antes de terminar con un "muchas rebajas". Hermoso, que ha agradecido el apoyo del embajador, ha recordado que el aumento de las rutas aéreas directas y la mayor facilidad en la concesión de visados están favoreciendo el incremento de turistas de la segunda potencia económica del mundo.

En los últimos cinco años, según los datos del INE, se ha incrementado por tres el número de turista procedentes del país asiático hasta llegar a los 287.000 actuales. Sin embargo, esa cifra sigue representando solo en torno al 0,5% de los 65 millones de turistas internacionales (cinco millones de extracomunitarios) que según la encuesta de Movimientos Turísticos en Frontera (Frontur) pasaron por España en 2014.

Silken prevé incrementar sus reservas

Cuatro hoteles de la cadena disponen de la acreditación Chinese Friendly, tras adecuar sus instalaciones y servicios a las costumbres y necesidades de este tipo de viajero. Los servicios y la formación del personal de los hoteles Silken Puerta América de Madrid, el Silken A-Andalus de Sevilla y los barceloneses Silken Ramblas y Silken Gran Havana ofrecen detalles imprescindibles para estos viajeros, como son prensa y canal de televisión chino, zapatillas y 'kettle' en las habitaciones.

Incremento de las reservas chinas

2014 fue el año del boom de las reservas chinas y la tendencia ha continuado en 2015. “Hemos cerrado el año 2015 rozando los 20.000 clientes en nuestros cuatro hoteles Chinese Friendly, un 36% más que el año anterior”, asegura la directora de comunicación, Sara Díaz. En 2015 se alojaron en sus hoteles más de 29.000 clientes chinos, lo que supone un incremento del 28% respecto a 2014.

Según los datos de la Administración Nacional de Turismo de China, un total de 120 millones de chinos viajaron al extranjero en 2015, lo que supone un 19,5% más que el año anterior. Turespaña señala que en 2014 nuestro país recibió más de 287.000 turistas procedentes de China, casi un 14% más que en 2013. Se espera que la cifra supere el millón en el año 2020.

El público chino gasta una media de 1.000 euros cada vez que entra en una tienda, que es prácticamente lo mismo que invierte un turista europeo en poco más de una semana de estancia, según una comparativa de datos de Global Blue, el primer operador internacional de Tax Free, con la encuesta de gasto turístico Egatur de Tourespaña. El turismo del sol y playa frente al turismo de compras.

"El viajero chino tiene un circuito, se aloja en hoteles, visita los sitios típicos, acude a teatros y a espectáculos. Desde que ponen un pie en España están generando ingresos", ha explicado el responsable de marketing internacional y turismo de El Corte Inglés, Javier Fernández Andrino, que ha destacado los tres productos españoles más apreciados: los aceites, el vino y el jamón ibérico.

El gigante español de la distribución lleva apostando varios años por potenciar las ventas al sector turístico y especialmente a este público. En centros como el de Castellana, en la capital de España, hay vendedores que atienden en inglés o chino a cualquier visitante que se acerque a las boutiques de lujo que suelen frecuentar. "Lo que hemos hecho ha sido entenderlo, contratar equipo especializado para que vengan a España a comprar. Es una clientela que conoce otras tiendas del mundo y nos exige", ha añadido Fernández Andrino. Los centros cuentan con una zona dedicada especialmente a estos viajeros, distintas apps que entre otras cosas calculan la devolución exacta del IVA de sus compras.  

Los actos incluyen engalanar con flores de almendro y símbolos de la fortuna y la buena suerte, varios centros de El Corte Inglés en Madrid y Barcelona, además de una serie de sorteos en las redes sociales chinas. La empresa comenzó el pasado octubre a comercializar productos españoles gourmet en un acuerdo con la empresa china Ou-Jue Interncional con el objetivo de llegar antes de final de este año a contar con unos 15 puntos de venta.