Blogs por ESADE Business & Law School

¿Y si los ejecutivos fueran la clave en la era de Big Data?

¿Y si los ejecutivos fueran la clave en la era de Big Data?

Mikel Díez Parra y Pedro Tejedor, codirectores del programa "Big Data para Ejecutivos” de ESADE Business & Law School en Madrid

Los cambios necesarios para las empresas embarcadas en la “transformación digital” van mucho más allá de la tecnología. De hecho, uno de los primeros retos consistirá en formar a los dirigentes para que sean capaces de liderar esta transformación. Pero, ¿qué habilidades deben tener estos nuevos ejecutivos? Nuestra propuesta es atender a las tres “C”: Conocimiento, Co-creación y Colaboración.

Es cierto que las palabras Big Data y Transformación Digital se han convertido en talismán, de esas que definen nuestra época en lo personal y en lo empresarial. De hecho muchos empresarios se están preguntando sobre cómo aplicarlas a su negocio en un mercado estimado por los analistas en 125.000 millones de dólares. IBM, sin ir más lejos, acaba de publicar su CXO Study 2015 “Redefining the Boundaries” en el que se hace un análisis global de los retos que los ejecutivos perciben para su actividad y donde la transformación digital aparece como un componente prioritario en todos los sectores.

Sin embargo, son muchos los obstáculos que nos estamos encontrando para para adoptar con más firmeza y velocidad la transformación digita, barreras que no son sólo dificultades tecnológicas. Sheldom Smith, de XO Communications, señala las 4 “Ts” que están frustrando la adopción competitiva de las capacidades de Big Data: Talento, Tecnología, Tiempo y Tenacidad.

La gestión del talento es prioritaria por su importancia y urgencia, ya que es el catalizador principal del necesario cambio cultural en las empresas. Pero este talento es escaso. McKinsey Global Institute (MGI) así lo señala; falta talento tanto en el equipo de inteligencia de negocio, que extrae el conocimiento de los datos, como en los ejecutivos que deben aprovechar ese conocimiento para la toma de decisiones.

Por un lado, para extraer el conocimiento del Big Data las empresas deberán reconvertir sus equipos de inteligencia de negocio y contratar Data Scientists, también conocidos como “unicornios”. No es extraño que las principales consultoras estén ofreciendo ya distintas modalidades de servicios de analítica “llave en mano”, para cubrir este hueco. También hay un florecimiento de herramientas que realizan de forma automática algunos de los análisis avanzados de datos para su uso en la dirección del día a día.

Por otro, para tomar decisiones en la era de Big Data, las empresas también necesitarán, y ya a nivel ejecutivo, una transformación que las convierta en empresas “data centric”. Como dijo Oliver Gassman "the danger in missing the innovation moment” ["El peligro está en perder el movimiento de innovación"]. En ese sentidoHarán falta agentes de cambio, líderes que sean capaces de dirigir esta transformación. MGI señala que los mercados ya sólo en Estados Unidos reclamarán más de 1,5 millones de ejecutivos capaces de aprovechar la potencialidad de los Big Data antes de 2020.

Pero, ¿qué caracterizará a estos nuevos nuevos ejecutivos? Las capacidades apuntan en tres direcciones distintas: Conocimientos, Co-creación y Coordinación, las tres “C” necesarias de los ejecutivos de la era de Big Data.

  • Conocimiento de lo que ofrece la tecnología y la analítica para explotar los datos. Sin perderse en acrónimos, distinguirán entre lo que ya existe, lo que será posible pronto y lo que está demasiado alejado en el futuro para ser de utilidad hoy. Se espera por su parte familiaridad con los términos propios de la tecnología y de la analítica para que puedan establecer un diálogo funcional con los Data Scientists. En un entorno de negocios en que la competencia intersectorial crece (ver estudio CXO de IBM) necesitarán conocer y entender cómo se han aplicado en otros sectores.
  • Co-creación. Para crear ventaja competitiva con el Big Data no basta con entender y transmitir los resultados de la explotación de los datos; sus ejecutivos deberán idear y co-crear nuevos modelos de negocio que abran nuevas líneas o que transformen las actuales. Según el estudio CXO de IBM, cuatro quintas partes de los CxOs están experimentando con modelos de negocio alternativos o piensan hacerlo. MIT Sloan afirma que la auténtica competitividad está en la co-creación de nuevos modelos de negocio, capaces de aprovechar la potencialidad del Big Data.
  • Colaboración: La agilidad de las empresas que efectúan una transformación digital no sólo proviene de la visión que puedan mostrar los datos, sino también de la adopción de nuevas formas de trabajar, con equipos orientados a la agilidad, al diseño co-creativo y al alto rendimiento. En el estudio CXO de 2015 de IBM el 48% de los encuestados ya destaca la necesidad de una nueva forma de adoptar decisiones, más descentralizada y colaborativa. Los ejecutivos de la era de Big Data colaborarán de una nueva forma con sus equipos.

A la vista de este nuevo escenario, ¿qué organizaciones tendrán la capacidad y el arrojo necesarios para acometer esas transformaciones tan profundas? Sin duda alguna, aquellas que sean capaces de conjugar el talento al ritmo de la nueva era de Big Data.

Normas