En febrero habrá nueva Ley del Suelo

La moratoria turística canaria se cuela entre los pasillos de Fitur

Stand de Canarias en Fitur.
Stand de Canarias en Fitur.

Canarias celebra en Fitur el buen momento de su industria y expectantes por los cambios legales sobre el suelo. Canarias fue el pasado año la segunda comunidad autónoma con mayor ocupación hotelera, según los datos facilitados el viernes por el Instituto de Nacional de Estadística. Los establecimientos de las islas presentaron una ocupación del 74%, solo superados por Baleares. El tercer punto turístico con más pernoctaciones San Bartolomé de Tirajana, y Arona, el que logró el grado de ocupación por plazas medio más elevado (81,2 %).

Y es que Canarias ha acudido a la presente edición de Fitur con los mejores datos de su historia bajo el brazo, con un récord de visitantes de 13,2 millones de turistas, y la previsión de batir de nuevo estos máximos. La moratoria turística, sin embargo, ha sido la que ha copado buena parte de las atenciones de los asistentes, bien por parte de los grupos hoteleros presentes, como Lopesan; o por la de los representantes de las patronales hoteleras (FEHT o AEH), que han advertido que Canarias no está renovando su destino como debería ni actualizándose a la demanda, y que buena parte de la culpa de estas cifras se deben a los problemas de algunos destinos competidores, como Túnez o Egipto.

Con todo, el encargado de hacer saltar la chispa fue el presidente del Gobierno, Fernando Clavijo, quien anunció la presentación “para los primeros días de febrero” de la nueva Ley del Suelo, en la que se pretenden “desbloquear todas esas trabas administrativas que están impidiendo en muchas ocasiones el poder desarrollar inversiones”.

El presidente, eso sí, ha advertido que no pretende renunciar a un cierto control de las nuevas construcciones, y que las que se lleven a cabo tendrán que cumplir unos requisitos mínimos de “calidad y empleo”, entre otras variables. Algo con lo que está de acuerdo el presidente del Cabildo de GranCanaria, Antonio Morales, y el de Fuerteventura, Marcial Morales, pero que cuenta con las reticencias de, por ejemplo, el presidente de la patronal, Agustín Manrique de Lara. Estos estándares, eso sí, serán pactados con el sector, según Clavijo.