Hay que trabajar hasta los 65 años y 4 meses

Manual de instrucciones para ser jubilado en 2016

Ya hay que trabajar hasta los 65 años y 4 meses.

Manual de instrucciones para ser jubilado en 2016

Ser pensionista en España ya no es lo que era. Las medidas introducidas en los últimos años para intentar asegurar la sostenibilidad del sistema han hecho mella en las condiciones de los jubilados actuales y más efecto tendrá para los que pasen al retiro en los próximos años.

Enero ha empezado, por ejemplo, con una subida mínima mensual del 0,25% anual, en línea con el nuevo mecanismo de revalorización aprobado esta legislatura, que deja la inflación, referencia en los últimos años, a un lado.

De esta manera, la pensión pública mínima que recibe hoy un español de 65 o más años y con un cónyuge a su cargo es de 784,9 euros mensuales, es decir, dos euros más que el año anterior. Si el cónyuge no está a su cargo la cuantía es de 636,1 euros al mes,1,6 euros más. Quienes tienen derecho a la máxima, están ya cobrando 2.567,28 euros mensuales.

Además del método para la revalorización de las pensiones, la entrada de 2016 ha traído consigo otro cambio a tener en cuenta: hay que trabajar un mes más para acceder a la jubilación. Es decir, hasta los 65 años y 4 meses si se quiere obtener el 100% de la pensión. Así quedó fijado en la última reforma, que estableció un periodo transitorio, hasta 2027, en el que se debe elevar la edad de jubilación hasta los 67 años.

Y siguen los cambios, en este caso, referentes al cómputo de lo que se va a cobrar, ya que el periodo utilizado para su cálculo aumenta en un año, de forma que a los jubilados en 2016 se les tendrá en cuenta los últimos 19 años cotizados, frente a los 18 años de 2015. Así, en 2022 serán 25 los años que computarán.

La Bolsa es más rentable

Los fondos de pensiones españoles se revalorizaron una media del 3% en 2015, según datos de la consultora Mercer. Los planes de renta fija ganaron un 0,9%; los de renta variable euro, el 7,8%, y los de acciones de fuera de la zona euro, un 8,9%.

Una de las incertidumbres más preocupantes se refiere al drástico adelgazamiento que ha sufrido la llamada hucha de las pensiones en esta última legislatura. Cuando Rajoy llegó al poder a finales de 2011, la hucha estaba dotada con casi 67.000 millones de euros y ahora cuenta con poco más de la mitad.

Este mes de diciembre, sin ir más lejos, se dispusieron 7.700 millones para hacer frente a la extra de Navidad. Si no se toman medidas de inmediato para engordarlo, el fondo se quedará sin dinero sin tardar mucho.

Precisamente, la propuesta de reconstruir el Pacto de Toledo sobre las pensiones ha sido una de las iniciativas legislativas de carácter social lanzadas por el líder del PSOE, Pedro Sánchez, la semana pasada en la sesión constitutiva de las Cortes.

Además, en el ámbito de las empresas los expertos ya han detectado otras consecuencias derivadas del aumento de la edad de jubilación y del deterioro de las pensiones públicas, y es que estas medidas llevan consigo un incremento de los costes para aquellas compañías que cuentan con planes de pensiones colectivos, los denominados planes de empleo, al tener que aportar durante más tiempo y a plantillas cada vez más envejecidas que evitarán jubilarse anticipadamente dado que las pensiones van siendo más exiguas.

En este sentido, el IV Estudio sobre las pensiones en España, elaborado por Towers Watson, revela un grado de preocupación creciente ante esta cuestión; en concreto, el 99% de las organizaciones consultadas considera que habrá que recurrir a sistemas complementarios para poder jubilarse y un 97% cree que la jubilación no puede dejarse en manos del Estado como único elemento de previsión social a largo plazo.

Pero aún hay más, el 95% opina que las futuras reformas del sistema de la Seguridad Social desembocarán en descensos de las pensiones, por lo que los ingresos serán insuficientes, según el 90% de la muestra.

Y es que, al tiempo que se deteriora el sistema público, los planes privados engordan. Según las cifras de la Dirección General de Seguros y Fondos de Pensiones referidas al tercer trimestre de 2015, en dos años el patrimonio de los planes de pensiones se ha elevado en 10.000 millones, de 89.685 a 100.736 a finales de octubre pasado. El número de partícipes, no obstante, ha descendido en 150.000 en estos dos años y se sitúa actualmente en 9.877.683.