Se acerca cada vez más a la barrera del 0%

Derrumbe del Euribor: ¿Puede mi hipoteca tener intereses negativos?

Derrumbe del Euribor: ¿Puede mi hipoteca tener intereses negativos?

La FED, Reserva Federal de Estados Unidos, acaba de subir sus tipos tras casi 10 años de la última subida y casi 8 desde que empezó una senda bajista que le llevó del 5,25% al 0% en tan sólo año y medio. Pero en Europa, no se dan circunstancias análogas y la mayoría de los analistas no prevén movimiento al menos hasta la primavera de 2017. Todo ello nos acerca a un punto que hasta hace unos años era impensable, los tipos de interés negativos, que por ejemplo ya tenemos en productos como las Letras del Tesoro.

Este escenario se puede a extender a más productos y el “culpable” es no sólo el precio oficial del dinero en Europa, que está en el 0%, también la medida que está utilizando el BCE para reducir inyectar liquidez a la estancada economía de la Zona Euro: el QE o Quantitative Easing. A través de él cada mes se adquieren unos 150.000 millones en Deuda tanto pública (unos 50.000 millones) como privada. El objetivo es que los bancos presten más dinero a la economía real (particulares y empresa) con el objetivo de estimular la demanda y subir la inversión. Esta medida, junto al estancamiento, ha acelerado la caída la rentabilidad de los depósitos y de referencias como el Euribor.

Con ello el supuesto de “pagar” por dejar nuestro ahorro o “que nos paguen” por concedernos un préstamo parece en teoría más plausible, pero tiene límites difíciles de alcanzar, especialmente en los depósitos. Ningún ahorrador, siempre que haya otras alternativas, va a recibir una rentabilidad negativa por su dinero. Antes de ello, sencillamente no lo llevará a ningún producto.

Los límites de las hipotecas

En el caso del mercado hipotecario si pueden darse condiciones más favorables, especialmente en hipotecas ya antiguas, con diferenciales bajos. En las nuevas el banco tiene un mecanismo de control, subir el diferencial para dejar un margen suficientemente atractivo aunque el Euribor rompa la barrera del cero, el problema estaría en aquellas con diferenciales muy reducidos, que rondan hasta Euribor + 0.30% concedidas antes de la crisis, aunque hay algunas incluso inferiores.

Para muchos expertos tampoco sucederá en estas. Ya que si baja del 0%, no llegará a romper el descenso en más de una décima (-0,1%) por lo que salvo casos muy reducidos y especiales (por ejemplo hipotecas para empleados del banco). El caso más extremo en España y más cercano a que se cumpla la hipótesis es el Euribor + 0,17% de la Hipoteca Rompedora de Deutsche Bank. Incluso llegar a un -0,18% de Euribor parece algo difícil de conseguir pero si se llega, el impacto será pequeño.

Aunque este extremo se consiga, el banco no perdería. Con tipos en negativos el mismo banco recibiría dinero por pedir financiación al propio Banco Central Europeo. Tampoco significaría que te abonaran dinero en tu cuenta. Estos mínimos intereses restarían el capital pendiente como si fuera una pequeña aportación adicional. Pero para verlo, primero tenemos que ver si el Euribor supera el “vértigo” que supondrá romper la barrera del 0%. Ya en diciembre ha tenido un fuerte repunte, cuando después de alcanzar el mínimo histórico del 0,039% el 3 de diciembre subió fuertemente hasta el 0,068%. Desde entonces ha ido bajando de nuevo suavemente, pero sin llegar a ese mínimo y poniendo en serias dudas ese sueño para los hipotecados de no pagar intereses por su préstamo.