CDC cierra filas con su líder

Mas desafía a Madrid con la "solidez" del Gobierno catalán

El presidente catalán en funciones, Artur Mas, en su último discurso como presidente de la Generalitat ante el Consell Nacional de CDC. EFE
El presidente catalán en funciones, Artur Mas, en su último discurso como presidente de la Generalitat ante el Consell Nacional de CDC. EFE

"Nunca me habían aplaudido tanto como en el día de mi marcha", ha comentado Artur Mas en el arranque de una comparecencia pública, al mediodía de este domingo, tras la celebración de un consejo nacional extraordinario de CDC ante la inminente investidura de Carles Puigdemont como presidente de la Generalitat.

El líder convergente ha explicado el pacto con la CUP que da vía libre a la formación de Gobierno y evita una nueva cita electoral. Ha hablado de sacrificio personal, con su paso a un lado, a cambio de una serie de condiciones que darán "solidez y estabilidad" al nuevo Ejecutivo.

Mas ha recordado que las fuerzas soberanistas son mayoría en el parlamento catalán, tras las elecciones del pasado 27 de septiembre, y que, por tanto, "el proyecto soberanista es lo próximo en Cataluña. No hay proyecto alternativo sólido y viable como este", ha aseverado ante un foro enfervorecido de militantes de CDC.

"Ahora el mandato recibido en las urnas es viable, va hacia adelante y tiene fuerza", ha continuado el presidente en funciones de la Generalitat. También ha reconocido que su presencia en el proceso restaba solidez a lo que llama solución para la gobernabilidad y, especialmente, para hacer frente a las presiones y acciones que llegarán desde el resto del país para evitar la ruptura.

La hoja de ruta de Junts pel Sí marca un plazo de 18 meses en busca de la independencia. Sin embargo, el pasado 2 de diciembre el Tribunal Constitucional ya acordó, por unanimidad, declarar nula por inconstitucional la Resolución 1/XI del Parlamento de Cataluña sobre el inicio del proceso político en Cataluña como consecuencia del resultado electroral del 27 de septiembre de 2015. Una de las incógnitas a esta hora es cómo afrontará esta cuestión el futuro presidente catalán, Carles Puigdemont, en el discurso de investidura que ofrecerá en el parlamento a partir de las 17,00 horas.