En octubre amplió capital por 25 millones

El Estado inyectó 153 millones en Paradores entre 2012 y 2015

La presidenta de Paradores, Ángeles Alarcó.
La presidenta de Paradores, Ángeles Alarcó. EFE

La cadena hotelera de titularidad pública Paradores ha ampliado capital en un 128% durante la legislatura del Partido Popular. La última de estas operaciones fue realizada el pasado mes de octubre pero no fue hasta ayer cuando fue publicada en el Borme. En concreto, la compañía elevó su capital social en 24,99 millones de euros, hasta los 273,49 millones, muy lejos de los 119,97 millones que registraba en octubre de 2012.

Por el camino, el Estado ha acudido al rescate de la compañía de titularidad pública en otras seis ocasiones en los últimos tres años, la mitad de ellas en 2014. Esta última operación estaba prevista en los Presupuestos Generales de 2015, según detallaron fuentes cercanas a Paradores, y se produce justo cuando la empresa está saliendo de seis años consecutivos de números rojos en sus cuentas.

La compañía prevé cerrar el ejercicio 2015 con unos ingresos superiores a 229 millones, de los que el 52% proviene del negocio hotelero y el 48% restante de la restauración. Con ello, prevé obtener un ebitda de 24,1 millones y un beneficio neto de 1,2 millones. Mientras que, según las previsiones anunciadas en los Presupuestos Generales del Estado de 2016, este año registrará unas ganancias de 7,2 millones y elevará su facturación en un 5%, hasta los 242 millones de euros, volviendo así a “los niveles de 2009”, aseguró la secretaria de Estado de Turismo, Isabel Borrego, en una de sus últimas comparecencias.

Para este año, el Estado ha previsto una aportación a la red pública de establecimientos hoteleros de 13 millones, un 42% más que en 2015.

Unas cifras con las que pretende pasar página de la situación de inestabilidad registrada años atrás. En 2014, año en el que logró un beneficio bruto de explotación positivo de 16,5 millones, registró unas pérdidas de 7,8 millones, que se aminoraban con respecto a los anteriores dos años. De esta forma, la compañía cerrará esta legislatura con unos números rojos acumulados de 66,7 millones de euros.

Junto a la mejora de su cuenta de resultados, Paradores ha realizado además una refinanciación de su deuda. Así, en 2014 amortizó voluntariamente 20 millones de euros con capital procedente de una de las ampliaciones de capital, logró 17 millones para realizar inversiones y modificó el calendario de pagos para otros 41 millones.

El pasado año, Paradores puso en marcha su plan de expansión internacional con la apertura de sus primer establecimiento en Portugal, el Casa da Ínsua. Un crecimiento que se realizará a través de franquicias, un sistema que también se pondrá en marcha en España. Por el momento, la empresa sigue analizando nuevas propuestas para ser incorporadas en régimen de franquicia tanto dentro como fuera de España, entre las que se encontrarían establecimientos en México, Francia, Portugal y Reino Unido, y ha reconocido que ha recibido un gran número de solicitudes aunque no todas encajan en las premisas de la red pública, que implica que debe ser un edificio singular, integrado en un entorno emblemático, fuera de la confluencia del resto de la red de Paradores y que opera ya como hotel.

La sociedad, que cuenta con 94 establecimientos en la actualidad, no ha descartado alcanzar los 100 hoteles en régimen de franquicia. Junto a este modelo de crecimiento, Paradores también trabaja para internacionalizar su know how, con el que por el momento ha cerrado acuerdos con países como Irán o Omán.