Valencia, Madrid y Galicia acaban con el bipartidismo

¿En qué comunidades pierden escaños los grandes partidos?

Los candidatos de la coalición En Marea celebran el resultado tras conseguir 6 diputados por Galicia.
Los candidatos de la coalición En Marea celebran el resultado tras conseguir 6 diputados por Galicia. EFE

El PSOE es la fuerza más votada en Andalucía, pero la formación que lidera Susana Díaz se deja tres escaños con respecto a 2011. Irrumpe en el escenario andaluz Podemos, que gana 10 diputados, y Ciudadanos que logra 8.

En Aragón, el PP pierde 2 y logra sentar en el Congreso a 8 representantes, mientras que el PSOE se mantiene con 4 asientos. Podemos consigue 2 y Ciudadanos se estrena con solo 1. Estas dos últimas formaciones consigue los mismos resultados en Asturias, donde el PP mantiene los 3 escaños que tenía y el PSOE pierde 1 de los 3 que tenía. Izquierda Unica se queda sin el único diputado que tenía.

En Baleares, el PP consigue mantener a 3 de los 5 que obtuvo en las pasadas elecciones, el PSOE se deja uno en el camino y mantiene 2. Podemos y Ciudadanos repiten los resultados de Andalucía y Aragón.

El partido de Mariano Rajoy pierde en Canarias 3 diputados y mantiene 6; por su parte, el de Pedro Sánchez repite con cuatro, y Coalición Canaria pierde 1 de los 2 que tenía. En Cantabria, los populares pierden 2 de los 4 que habían logrado hace cuatro años, y el PSOE guarda su asiento. Los dos partidos emergentes ganan 1 diputado cada uno.

En el feudo del PP, Castilla y León pierde 4 y se queda en 17; mientras que los socialistas se quedan con 10, tras perder 1. Podemos se estrena con 3 y Ciudadanos con 2. En Castilla-La Mancha, los populares logran 10, cuatro menos que hace cuatro años, el PSOE se queda como estaba, con 7 diputados; Albert Rivera debuta con 3 y Podemos consigue una representación.

Cataluña ha sido la gran sorpresa en estas elecciones que, en contra de todo pronóstico, la formación En Comú Podem (Podemos, Equo, ICV, EUiA, Barcelona en Comú), liderada por Xavier Domènech y respaldada por la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, se convierte en la primera fuerza política en esa comunidad, con 12 parlamentarios. La segunda posición es para ERC, que logra 9, seis más que en 2011. El tercer puesto para Democràcia i Llibertat, la coalición que promueve Convergència Democràtica de Catalunya (CDC), que cae a la tercera posición. Estos resultados suponen un batacazo para la formación que lidera Artur Mas, que hace cuatro se alzó con la victoria con CiU, que obtuvo 16 representantes en el Congreso, el doble que en estos comicios. El sorprendente quinto puesto es para Ciudadanos, con 5 parlamentarios, lo que signifca que la formación de Albert Rivera se aleja de los prometedores resultados que obtuvo el pasado 27 de septiembre, cuando se celebraron las elecciones autonómicas. A la sexta posición queda relegado el Partido Popular, que obtiene 5 representantes, 6 menos que en 2011.

Otro de los reinos del PP, como es la Comunidad Valenciana, sigue siendo suyo pero disminuye su fuerza al perder 9 representantes de los 20 que ganó en los últimos comicios. El PSOE se deja en el camino 3 y se queda en 7. Podemos gana 9 y Ciudadanos, 5.

Los murcianos han confiado 5 diputados al PP frente a los 8 que sentaba en el Congreso, el PSOE mantiene a 2, los mismos que consigue Ciudadanos, y Podemos consigue 1 asiento.

En Extremadura, los azules logran 4 y pierden 2; los rojos ganan 1 y suman 5, y los morados se cuelan con 1 diputado.

En la tierra de Mariano Rajoy han penalizado al presidente, que consigue una decena de representantes después de perder 5; mientras el PSOE se queda en Galicia con los 6 que tenía, los mismos con los que entran las Mareas Atlánticas, o lo que es lo mismo, Podemos. Ciudadanos debuta con 1.

En la capital, el PP obtiene 12 frente a los 19 que tuvo en 2011. En Madrid también pierden los socialistas que pasan de 10 a 7. Podemos entra con 8, Ciudadanos con 7, e IU pierde uno de los 3 que tenía.

Pocos cambios en Navarra, donde los dos principales partidos mantienen los resultados de hace cuatro años: PP, 2, y PSOE, 1. Podemos consigue 2.

En el País Vasco, el PNV jugará un papel decisivo en los pactos para formar gobierno: gana un representante y obtiene 6, le sigue Podemos, que entra con 5; PSOE se queda con 3 de los 4 que tenía. También pierde 1 el PP, que se queda con 2. Bildu debuta con 2 escaños.

En La Rioja, los populares mantienen 2 de 3, el PSOE se queda con el diputado que ya tenía, y Podemos gana 1.

Por último, Ceuta y Melilla se queda como estaba, cada una con su diputado popular.

 

 

Normas
Entra en El País para participar