Escenarios con los resultados

¿Cómo se elige al presidente del Gobierno?

Congreso de los diputados.
Congreso de los diputados.

Por primera vez, la noche electoral acaba sin que se conozca el nombre del futuro presidente del Gobierno. Los resultados dejan el panorama más incierto, y con mucho, desde la restauración de la democracia. Si transcurridos dos meses desde la sesión de investidura no se elige presidente del Gobierno, la normativa contempla la celebración de nuevas elecciones.

  • ¿Cómo se elige el presidente?

El candidato del partido más votado será el convocado a formar gobierno en el primer debate de investidura. En este caso, Mariano Rajoy. No obstante, solo en caso de obtener mayoría absoluta (176 escaños sobre 350) sería investido presidente del gobierno en la primera votación. Con los datos escrutados al 99%, ni la suma de PP (123) y Ciudadanos (40), ni tampoco la de PSOE (90), Podemos (69) e Izquierda Unida (2) se daría este escenario. Solo sucedería eso si el PSOE o Podemos votan a favor de Rajoy.

  • ¿Hay segunda vuelta?

Si el candidato no obtiene mayoría absoluta, como será el caso, se procederá a nueva votación 48 horas después de la anterior. El cambio es que en este caso el presidente será investido con mayoría simple. La mayoría simple implica lograr más votos a favor que en contra. 

  • ¿Qué pasa con las abstenciones?

Obviamente, y como ha puesto de manifiesto el actual Parlament catalán, no es lo mismo votar en contra que abstenerse en la segunda vuelta. Si los diputados de un partido se abstienen, un pacto que en primera vuelta no sumase la mayoría suficiente pasa a ser suficiente para formar gobierno. Ciudadanos (40) es el único partido que ha expuesto su hoja de ruta: se abstendrá en la investidura del partido más votado. Pero en este escenario el PP (123) no podría gobernar, salvo que obtuviese también el apoyo, tácito o explítcito, del PSOE. La suma de PSOE, Podemos e Izquierda Unida (161) sumando fuerzas lo superaría con claridad.

  • ¿Entonces, Ciudadanos y Rajoy no suman?

En caso de que Ciudadanos vote a favor del PP (sumarían 163 escaños) a duras penas sería posible, pues PSOE, Podemos e IU tendrían tan solo dos escaños menos (161). El resto de los partidos del hemiciclo (los nacionalistas) tendrán la última palabra. PP y Ciudadanos deberían recabar el apoyo de varios de ellos, algo poco verosímil en el caso de los catalanes. La suma del PNV se compensaría con el voto en contra de ERC, presumiblemente. 

  • ¿Una gran coalición?

Si el PSOE vota a favor del candidato propuesto por el PP (aunque no sea Rajoy), o si Ciudadanos vota a favor pero el PSOE se abstiene, se podría llegar a un escenario de una Gran Coalición.  

  • ¿Frente de izquierdas?

En caso de una imposibilidad reiterada del partido más votado para lograr una mayoría simple, entraría en juego el segundo partido con más papeletas. El PSOE tendría que recabar el voto positivo de Podemos e Izquierda Unida (161), que se enfrentaría al voto negativo del PP y Ciudadanos. Pero con un solo voto a favor de alguno de los otros partidos, y asumiendo abstenciones en otros grupos, este tripartito gobernaría. La antigua Convergencia (Democracia y Libertad) obtendría 8 escaños, Esquerra Republicana de Cataluña, 9; PNV, 6; Bildu, 2;  Coalición Canaria, 1 escaño.

 



Normas
Entra en El País para participar