Cuenta atrás para el 20D

Elecciones 2015: las claves de unos comicios repletos de incógnitas

Más de 36,5 millones de ciudadanos están llamados a las urnas.

El principal interrogante son las opciones de gobernabilidad y la necesidad de pactos.

Urna en un almacén en Sevilla
Urna en un almacén en Sevilla EL PAÍS

Las Elecciones Generales 2015 ya están aquí. Llega el ansiado 20D después de más de un año entre la precampaña y la campaña en sí. Una cita destinada a romper el bipartidismo imperante desde 1982. Las principales incógnitas de los comicios son las opciones de gobernabilidad, ya que, según las encuestas, ningún partido tendría mayoría suficiente y serán necesarios pactos.

Estas son alguna de las referencias que deberías conocer.

Candidatos: Más de 4.000 candidatos repartidos en un total de 605 listas compiten por hacerse con los 350 escaños que tiene el Congreso. Los candidatos a las 208 plazas de senadores son un total de 1.543, 330 más que los 1.213 que aspiraron a entrar en noviembre de 2011.

Pactos: Hasta ahora, la máxima representación de las formaciones minoritarias se alcanzó en 1989 cuando estas tuvieron 68 escaños en el Congreso frente a los 282 de la suma del PSOE (175) y del PP (107). Por contra, las elecciones de 2004 y 2008 marcaron el punto álgido del bipartidismo. En 2008 los dos grandes partidos coparon el 83,61% de los votos y llegaron incluso a los 323 escaños, dejando sólo 27 plazas del Congreso para todas las formaciones minoritarias.

Hace cuatro años el bipartidismo empezó a perder fuelle y PP y PSOE se conformaron con el 73% de los votos y 296 diputados, mientras que las minorías duplicaron su presencia logrando 54 escaños. Esta tendencia de retroceso, unida a la irrupción de los partidos emergentes (Ciudadanos y Podemos), hace que no esté tan claro que el próximo presidente del Gobierno español sea el candidato de una de los dos fuerzas mayoritarias.

Reelección: Hasta ahora, ningún presidente del Gobierno ha sido derrotado en su segunda cita con las urnas.

Censo: Más de 36,5 millones de ciudadanos están llamados a las urnas. Los colegios electorales esperan en esta ocasión a un millón y medio de nuevos votantes que tendrán oportunidad de estrenarse en unas generales. El número de españoles con derecho a voto ha crecido en 731.744 electores, ya que hay 339.222 nuevos censados en territorio nacional y 392.522 nuevos inscritos en el Censo de españoles residentes en el extranjero.

Comunidades: La comunidad que más electores suma es Andalucía, con 6,50 millones, seguida de Cataluña (5,16), Madrid (4,91) y la Comunidad Valenciana (3,61). Entre las más pequeñas, al margen de Ceuta y Melilla, se encuentran La Rioja (247.502 electores), Navarra (502.518) y Cantabria (498.768).

Digitalización: La transmisión de los datos de participación y escrutinio de las mesas electorales al Centro Nacional de Datos se realizará telemáticamente en un 92,8% de las mismas y ya solo en el 7,2% restante por llamada telefónica de los presidentes.

Seguridad: Un total del 91.702 agentes de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado velarán por la seguridad y el normal desarrollo de la jornada, lo que supone alrededor de 1.700 agentes más que en los comicios de 2011. Se trata de las primeras elecciones que se celebran en nivel 4 por alerta antiterrorista.

Medios: Más de 450 periodistas se han acreditado para cubrir las ruedas de prensa en que se irán desgranando los datos de participación y el recuento final en el Centro de Datos instalado en Ifema. Pertenecen a 39 medios de comunicación nacionales y 44 extranjeros.

Jóvenes: Un total de 36.510.952 personas, de las que 1.583.560 son jóvenes que podrán votar por vez primera en unas elecciones generales, están llamadas a las urnas.

 Emigrantes: Sólo un 7,97% de los españoles inscritos en el Censo de Electores Residentes Ausentes (CERA) ha pedido la documentación para poder votar en las elecciones generales del día 20, lo que supone un descenso, en términos porcentuales, de 1,34 puntos respecto a las cifras de hace cuatro años (9,31%).

Las elecciones generales de 2011 fueron las primeras de ese tipo en las que los emigrantes debieron 'rogar' el voto, es decir, pedir la documentación de voto para poder ejercer su derecho, tras una reforma electoral muy contestada por los colectivos residentes en el exterior. Los residentes en el exterior que hayan pedido votar pueden enviar su voto por correo o depositarlo en urna en embajadas y consulados.

Voto por correo: Casi 700.000 ciudadanos habían ejercido hasta el jueves su derecho al voto por correo, lo que supone que esta modalidad aumentará al menos un 12,7%  respecto a quienes a las elecciones generales de 2011, según los datos provisionales difundidos por Correos.

Normas