Las apuestas deportivas llegan a las elecciones

Un Gobierno de PP y C’s se paga a 1,65 euros

Los posibles pactos para formar gobierno forman parte del juego

La victoria del PP se paga a 1,10€, la del PSOE a cinco y la de Ciudadanos y Podemos a nueve

Un Gobierno de PP y C’s se paga a 1,65 euros

El nuevo escenario político vaticina una situación sin igual en la historia reciente de España. Según todos los sondeos, a tres días de las elecciones generales son cuatro los partidos políticos que aspiran a llegar a La Moncloa o, al menos, jugar un papel determinante en los posibles pactos para formar Gobierno. Esta tesitura novedosa ha puesto a la política a la orden del día y el interés por las elecciones ha entrado en las casas a través de debates televisivos de todos los formatos, programas de entretenimiento y miles de comentarios que han inundado las redes sociales.

Los pactos también cotizan

Además del inédito escenario de un Congreso repartido entre cuatro partidos mayoritarios, además de los regionales y los minoritarios, las elecciones del domingo auguran posibles pactos entre las formaciones para poder elegir al Ejecutivo.

Y estos probables acuerdos también han pasado a formar parte del juego. La coalición que los jugadores ven más posible para establecer Gobierno es la formada por PP y Ciudadanos, ya que ofrece 1,65 euros por euro apostado. Le sigue, de cerca, la de PSOE y Podemos, con un beneficio de 2,10 euros. Y aunque más alejada, los apostantes no descartan una coalición entre los socialistas y el partido de Albert Rivera, con 3,75 euros. Mucho más lejos, pero no descartados, están los pactos de Podemos y Unidad Popular, con 10 euros, y el pacto entre PP y PSOE, con una cuota de 15.

Otros están tan alejados de la realidad que ni siquiera los jugadores los contemplan. Una colación de PP y Podemos ni siquiera aparece en las apuestas.

Este interés ha provocado que las elecciones también hayan entrado en algunas casas de apuestas, tales como Betfair o Luckia. El director general para España de Luckia, Chema Jaray, explica que esta práctica no es nueva, pero que estos comicios sí son los primeros que realmente ofrecen unas condiciones óptimas para el juego. “La primera vez que lo hicimos fue en las últimas elecciones generales, pero en ese momento el margen de posibilidades era muy reducido, ya que el peso estaba repartido solo entre dos partidos”, comenta.

El 20 de diciembre, sin embargo, representa un punto de inflexión para el juego y las apuestas. PP, PSOE, Ciudadanos y Podemos se disputan la mayoría de los votos y otras formaciones pueden ser cruciales en los pactos, más aún al tener en cuenta los datos del último barómetro del CIS, que asegura que el 41% de quienes acudirán a las urnas no sabe aún por qué candidatura decantarse. “Hay más diversidad que en otras ocasiones, por eso el margen de posibilidades es mayor”. En el momento en el que estas líneas se escriben, la victoria del PP se paga a 1,10 euros por euro invertido; la del PSOE, a cinco euros, y la de Ciudadanos y Podemos, a nueve. Muy por detrás están el resto de formaciones. Algunas, como las de Unidad Popular y UPyD, se pagan a 101 euros. En otras, como Esquerra Republicana de Catalunya, el euro invertido se multiplica hasta por 200. Estos valores, sin embargo, han ido cambiando con el paso de las semanas.

“Los bonos de las apuestas no son estáticos, van variando según cambia la opinión mayoritaria de la sociedad”. Para establecer estos cupos, la casa de apuestas ha tomado como referencia las encuestas y estimaciones de organismos oficiales, como por ejemplo el CIS. Aunque las cifras también han variado en otros momentos cruciales de la campaña. “Tras el debate a cuatro en el que todas las encuestas dieron la victoria a Iglesias y Rivera, las dos formaciones emergentes se acercaron mucho más a los partidos tradicionales y bajaron sus cuotas de gananacia”, comenta Jaray.

Pero el hecho que más juego está dando es que, según apuntan todos los pronósticos, ningún partido conseguirá la mayoría suficiente en la Cámara para poder formar Gobierno. Así, las apuestas van más allá de la mera victoria de una formación u otra y el resto de puestos también están en disputa. Jaray lo extrapola al ámbito futbolístico. “En vez de quedarnos en el clásico uno, equis, dos en un partido, introducimos otras variantes, como el número de goles, la cantidad de tarjetas amarillas o en qué mitades del encuentro entrará el balón en la portería”, explica el director general. De esta forma, que el PSOE obtenga el segundo porcentaje de votos se paga a 1,75 euros, la candidatura naranja ofrece 2,75 y Podemos, 3 euros. Un segundo puesto del Partido Popular le da nueve euros al apostante.

El tercer puesto también actúa como termómetro y muestra las impresiones de la sociedad. Una posible medalla de bronce para el PP, aunque improbable según los sondeos, recompensa al jugador con 21 euros. El PSOE y Podemos empatan con 2,40 euros por euro invertido y Ciudadanos tiene una retribución de 1,80.

Normas
Entra en El País para participar