Tribuna

Votar por el mejor futuro para autónomos y pymes

Ahora que nuestros políticos se encuentran en la última recta de esta frenética pero innovadora campaña electoral, el 41% de los ciudadanos tienen aún su voto por decidir. Por eso ahora es el momento de analizar detenidamente las ideas que proponen los diferentes partidos para construir el nuevo futuro económico de España.

Como empresario que trabaja para el sector de los autónomos y pymes, me ha interesado sobre todo averiguar si realmente los candidatos que concurren a las próximas Elecciones Generales ofrecerán o no soluciones reales a estos dos colectivos, que les garanticen estabilidad y les permitan prosperar, alejándose del temido fantasma de la crisis.

Con este objetivo, sondeamos este verano las opiniones de los autónomos y pymes para los que Sage trabaja. Queríamos conocer cuáles eran sus demandas más urgentes a nivel económico, político y social. El objetivo fue recogerlas en un decálogo que después elevamos al Gobierno a través de las redes sociales. Nos sentimos escuchados. Muchos partidos respaldaron las demandas y se prometieron a colaborar. Las principales reclamaciones recogidas en este decálogo giraban en torno a la lucha contra el paro, del fomento de alternativas de financiación y de la I+D+i. Pymes y autónomos pedían aligerar la burocracia que soportan los emprendedores, dándoles la opción de constituirse como autónomos en menos de 48 horas, garantizarles derechos, reducir su presión fiscal. Reclamaban conciliación familiar y transparencia en las instituciones.

De cara a los comicios del 20 de diciembre, desde Sage quisimos dar un paso más y comparamos en un informe –disponible en nuestra web– las soluciones que han propuesto los diversos partidos para mejorar la situación los autónomos y pymes en este país. ¿Respondieron finalmente con propuestas a las demandas de la sociedad?

Ciertamente, los cuatro principales partidos políticos, aquellos con mayor perspectiva de voto nacional, han mencionado en sus programas las necesidades apuntadas por autónomos y pymes en el decálogo que Sage elevó al Gobierno. Se trata de un gesto importante porque supone la inclusión de este asunto en la agenda política nacional.

Sin embargo, a mi juicio, el tema se trata, en muchos casos, con excesiva ambigüedad. Sin precisar la naturaleza, las características o los plazos de las medidas a implementar. Sin un plan estratégico premeditado para realizar reformas.

Todos los candidatos apuestan por instaurar una cuota de autónomos progresiva y revisable con una frecuencia anual. Por racionalizar horarios para la conciliación. Por hacer públicos los contratos de las Administraciones Públicas.

Pero ninguno contempla la posibilidad de facturar sin ser autónomo para rentas inferiores a los 50.000 euros, la opción de crear un régimen especial para las empresas digitales o la posibilidad de hacer realidad el sueño de cualquier autónomo: tributar anualmente y en función de sus ingresos.

Respecto al fomento de las fuentes alternativas de financiación, solo los partidos tradicionales coinciden en la necesidad de poner en marcha un plan estratégico de ayudas a nivel autonómico y nacional. En que deben ser las administraciones públicas las que fomenten el acceso a esta nueva financiación. Son también estos partidos los únicos que parecen brindar, con medidas concretas, un apoyo decidido a la I+D+i.

En definitiva, encontramos propuestas electorales para autónomos y pymes en todos los programas. Promesas de muchos colores que, sin embargo, se tendrán que concretar, una vez que los ciudadanos decidan en las urnas el nombre del partido que dirigirá sus destinos durante los próximos cuatro años. Después seremos nosotros, la sociedad, con los trabajadores y los empresarios al frente, quienes tendemos que asegurarnos de que esas promesas se cumplen. Porque sólo con determinación se consiguen los cambios. Votemos siendo conscientes de las opciones reales que nos propone cada partido y pasemos cuanto antes de la palabra a la acción.

Luis Pardo Céspedes es CEO de Sage.

Normas