La gran mayoría de los CDS queda inactivada

El mercado decreta que Abengoa aún no está en impago oficial

Exterior del complejo de Abengoa Water en Dos Hermanas (Sevilla).
Exterior del complejo de Abengoa Water en Dos Hermanas (Sevilla).

El comité de sabios que regula los derivados contra el impago de la deuda ha decidido que no se ha producido todavía un impago en Abengoa. Al menos para la mayoría de los contratos que sirven como paracaídas ante un default.

El mercado ha quitado la razón, al menos en parte, a los inversores que habían solicitado la activación de los derivados de crédito de Abengoa, los credit default swaps (CDS, por sus siglas en inglés), un escudo contra impagos de la deuda de una compañía o un país.

En el caso de la empresa de ingeniería, los CDS se pagaban antes de la decisión a 9,3 millones de euros para asegurar 10 millones de euros, en el caso de la deuda a cinco años, según los datos de S&P Capital IQ’s recogidos por Bloomberg.

El comité de sabios formado por 15 entidades – Bank of America, Barclays, BNP Paribas, Citi, Credit Suisse, Deutsche Bank, Goldman Sachs, JPMorgan, Morgan Stanley, Nomura, AllianceBernstein, BlueMountain Capital, Citadel, Elliott Management y Pacific Investment– ha decidido que solo se activen los CDS firmados con las condiciones fijadas en 2003, mientras que los vendidos bajo la definición de 2014 quedan inactivados. El truco es que aparentemente en el caso de Abengoa solo hay contratos firmados bajo los términos de 2014.

Solo JPMorgan entre las entidades que decidían –la mayoría de los que forman el comité son vendedores de CDS, pero también están representados compradores y otras firmas neutrales–  se opuso a  activar los derivados con la normativa de 2003, mientras que en los contratos con la definición de 2014 hubo un único voto favorable a su activación, el de la gestora de hedge funds Citadel.

Los datos de Bloomberg revelan que todos los CDS sobre la deuda de Abengoa están bajo la modalidad de los contratos de 2014. Si bien, cabe la posibilidad de que exista algún instrumento que no esté incluido en los datos de la agencia de noticias, pues el mercado de CDS no está organizado (es over the counter u OTC, que significa hecho a medida de dos partes).

La Asociación Internacional de Swaps y Derivados (ISDA, por sus siglas en inglés), se ha reunido ya en cuatro ocasiones para decidir si se activaban o no los escudos que cubren el riesgo de impago de la empresa de ingeniería.

La deuda garantizada de Abengoa por este instrumento financiero se cifra en cerca de 700 millones de dólares (unos 650 millones de euros). Los CDS tienen dos funciones: como paracaídas para los propietarios de los bonos de los compañías o como fórmula de especulación ante un posible “evento de crédito”.

Durante la semana pasada, la ISDA se reunido en tres ocasiones para tomar una decisión sobre los seguros de impago sobre Abengoa, que de activarse, implicaría que la empresa entrara de forma oficial en impago a ojos del mercado.

Eso sí, aunque los CDS no están activados, la filial mexicana de Abengoa sí avisó el viernes de la semana pasada que no abonara los intereses de una emisión de deuda emitida en mayo de 2015.

Monex Casa de Bolsa, perteneciente a Monex Grupo Financiero, comunicó a la Bolsa Mexicana de Valores (BMV) como representante de algunos de los tenedores de esta deuda que Abengoa México incumplió con el pago de dos emisiones de bonos con vencimiento el día 3 de diciembre y con importe de 164 millones de pesos, unos nueve millones de euros, y el abono mensual de los cupones de las restantes colocaciones.

Normas