Sigue fugado Salah Abdelsalam

Operación antiterrorista en Bélgica con 16 detenidos

Operación policial anoche en Bruselas.
Operación policial anoche en Bruselas. AFP

La Policía belga detuvo hoy a 16 personas en varios operativos antiterroristas llevados a cabo en la región de Bruselas, pero no ha conseguido capturar al principal sospechoso de los atentados terroristas de París, Salah Abdeslam.

“En la investigación judicial federal belga tras los atentados terroristas en París, las unidades especiales antiterroristas han efectuado 19 registros en la región de Bruselas y se han desarrollado otros en Molenbeek, Anderlecht, Jette, Schaerbeek, Woluwe-Saint-Lambert y Forest”, informó la fiscalía en rueda de prensa.

Además tuvieron lugar otros tres en Charleroi, al sur de Bruselas, indicó. El juez de instrucción decidirá este lunes si les mantiene detenidos o si por contra les deja en libertad. Durante uno de los registros en un “snack bar” en Molenbeek, un vehículo se dirigió en dirección a la Policía, que tuvo que abrir fuego dos veces. El coche fue interceptado posteriormente.

En cuanto a Salah Abdeslam, en busca y captura internacional, la Fiscalía explicó que éste “no ha sido interceptado durante esta operación”. Tanto el diario Le Soir como La Libre Bélgique indicaron que unidades especiales vieron en los alrededores de Lieja a un sospechoso hacia las 18.30 GMT, que podría haber sido Salah Abdeslam. Estos medios afirman que fue visto en un coche BMW del tipo 3 o 5 y que se dirigía hacia la autovía E40 en dirección de Alemania, un extremo que la Fiscalía sin embargo no ha confirmado.

  • Bruselas, a cal y canto

Bruselas mantendrá el lunes la alerta máxima por amenaza terrorista, con el metro, las escuelas y las universidades cerradas, al persistir un alto riesgo de atentados por parte de “varias personas y en distintos lugares”, según anunció hoy el primer ministro belga, Charles Michel.

El cierre de los establecimientos escolares, una decisión inédita en Bélgica, demuestra la gravedad de la situación, que aunque es mayor en la capital belga, se extiende a todo el territorio nacional, donde la alerta se mantiene en el nivel tres, por riesgo “posible y probable” de atentados.

En particular, se cerrarán las escuelas de primaria y secundaria, las universidades y los establecimientos de educación superior. En el caso de las guarderías, no se ha decretado el cierre, aunque el primer ministro ha aconsejado aumentar la seguridad y vigilancia en esos establecimientos.

Las escuelas “solo se abrirán cuando estemos tranquilos a nivel de seguridad”, dijo por su parte la ministra belga de Educación, Joelle Milquet, en una entrevista a la cadena pública francófona RTBF. “De momento es la única decisión que podemos adoptar a nivel de seguridad”, subrayó Milquet. Pese a que el metro seguirá cerrado, en principio está previsto que circulen los autobuses y tranvías, así como los trenes en la ciudad.

Michel dijo en rueda de prensa al término de una reunión del Consejo de Seguridad Nacional, que reúne al Gobierno y las autoridades de seguridad belgas, que “la amenaza se considera grave e inminente”. “Tememos un ataque similar al de París (...) con varios individuos que lanzarían ofensivas en varios lugares a la vez”, dijo el primer ministro.

Las instituciones europeas mantendrán su actividad este lunes, aunque a un ritmo menor y con medidas de seguridad reforzadas, después de que el Gobierno belga haya anunciado medidas adicionales por el nivel máximo de amenaza terrorista en Bruselas. La reunión de ministros de Economía y Finanzas de la zona euro (Eurogrupo) y la reunión de ministros de Educación previstos para este lunes se celebrarán tal y como estaba previsto en la sede del Consejo en Bruselas, según han confirmado fuentes de la institución a Europa Press.

Normas