Pese a que se cacheará a todo el público

Las puertas del Bernabéu abrirán con una hora de antelación

El estadio dejará entrar a su hora habitual pese a las medidas de seguridad excepcionales

Interior sumará 1.000 policías nacionales a los 1.400 vigilantes y guardias urbanos

Las puertas del Bernabéu abrirán con una hora de antelación

Interior ha resuelto esta tarde que, de acuerdo a la información que se tiene hasta el momento, no procede anular el partido que se jugará el sábado a las 18.15 horas en el Santiago Bernabéu, que enfrentará al Real Madrid con el F. C. Barcelona.

Tras una reunión extraordinaria, el Ministerio ha decidido desplegar 1.000 agentes de la Policía Nacional, a los que se sumarán otros 1.400 vigilantes de seguridad privada, efectivos de Policía Municipal, emergencias y Protección Civil. El partido conserva la calificación de alto riesgo, propia de todos los clásicos, aunque en este caso la dotación de agentes será “más del doble” de la que suele haber en estos casos.

Pese al despliegue sin precedentes de seguridad y a la intención de cachear a todos los asistentes, manifestada el martes por la Delgada del Gobierno en Madrid, Concepción Dancausa, el Santiago Bernabéu ha confirmado a este periódico que abrirá sus puertas una hora antes de que arranque el partido, como hace cada jornada.

Para curarse en salud, desde el estadio recomiendan también llegar "un poco antes" de las 17.15, hora a la que se abrirán las puertas, dado que registrar a más de 81.000 personas puede llevar más tiempo de lo normal.

 

Normas
Entra en El País para participar