Las ventas para el sorteo aumentaron un 4,64% en 2014

La lotería de Navidad repartirá 2.240 millones

Según la presidenta de Selae se trata del “acontecimiento más importante del año” para la entidad, que además supone el 29% del total de su facturación

La lotería de Navidad repartirá 2.240 millones

Las luces navideñas que han comenzado a instalarse en calles y comercios de los municipios españoles dan cuenta de que el ambiente de las fiestas ya comienza a calentar motores, de forma que muchos empiezan a pensar en el que se ha convertido en el pistoletazo de salida de estas fechas: la lotería de Navidad. Aunque los décimos llevan a la venta desde este verano, ayer se presentaba oficialmente el sorteo en Madrid, en un acto conducido por la presidenta de la Sociedad Estatal de Loterías y Apuestas del Estado, Inmaculada García Martínez que se refería al del 22 de diciembre como “el sorteo más importante del mundo”.

La presidenta de Selae aseveró que es el “acontecimiento más importante del año” para la entidad y aseguró recibe la admiración de numerosos responsables de instituciones internacionales o de otros países por el “fenómenos social” que supone para el país la lotería de Navidad. “Es una tradición nuestra, que no se da en ninguna otra parte del mundo y en ninguna época del año”, señaló en referencia a este sorteo que se lleva celebrado de forma ininterrumpida desde hace más de 200 años y que representa el 29% del total de la facturación de Loterías y Apuestas del Estado, según indicó García Martínez.

En 2015, se repartirán casi 24,5 millones de premios que suman un total de 2.240 millones de euros. En concreto, se han puesto en circulación 160 series de 100.000 billetes cada una, de forma que la emisión asciende a 3.200 millones de euros de los cuales el 70% se destina a premios. Es la misma cantidad que el año pasado, cuando Loterías facturó en ventas 2.471 millones de euros, lo que representó un aumento del 4,64% con respecto al año anterior, tal y como indicó la presidenta de la sociedad estatal. Suponen datos de mejora tras las caídas en las ventas registradas durante los años más duros de la crisis.

Los premios no sufrirán ninguna variación este año y los agraciados con el primer premio el sorteo, el ansiado Gordo de Navidad, recibirán 400.000 euros al décimo. El segundo premio ascenderá a 1,25 millones de euros y el tercero es de 500.000 euros. También habrá dos cuartos premios de 200.000 euros y ocho quintos de 60.000 euros. Así, por cada euro jugado, los acertantes del primer premio se llevarán 20.000 euros; los del segundo, 6.250 euros; los del tercero, 2.500 euros; los de los cuartos, 1.000 euros; y los de los quintos, 300 euros.

Las aproximaciones también tendrán su correspondiente recompensa: 20.000 euros se llevarán los números anterior y posterior al del que obtenga el primer premio; 12.500 euros corresponderán a los números anterior y posterior al segundo premio y 9.600 euros recibirán los que se acerquen al tercer premio.

La cita tampoco varía y el sorteo tendrá de nuevo lugar en el Teatro Real de Madrid, donde se viene celebrando desde el año 2012 (tras quedarse pequeño el salón de Loterías para acoger a todos los que acuden a vivir en directo el momento). El sistema, como no podría ser de otra forma, continuará siendo el tradicional de los dos bombos, uno para los números y otro para los premios, que solo se emplea ya en la cita del 22 de diciembre y a los que también volverán a poner voz los niños del colegio madrileño de San Ildefonso.

  • Otro emotivo anuncio

Como ya es habitual, junto a la presentación del sorteo se estrenó el anuncio que lo promocionará y que este año recupera el eslogan “El mayor premio es compartirlo” que tantas emociones despertó el año pasado gracias a la historia del bar de Antonio.

Al dueño de este establecimiento y a su cliente Manuel –al que guardaba un décimo premiado con el Gordo que no había podido adquirir con antelación por su situación económica– este año les sustituye un entrañable guardia de seguridad llamado Justino.

Un corto de animación ha sido este año el formato elegido para el anuncio de la lotería de Navidad. En él, el guardia encargado del turno de noche en una fábrica de maniquíes se esfuerza por sorprender con curiosas ideas a sus compañeros aunque nunca coincide con ellos por su horario. Estos agradecerán sus detalles con un bonito gesto tras la celebración del sorteo extraordinario del día 22. De nuevo un final feliz para una historia humana que promociona el sorteo más popular.

Normas