350.000 personas abandonan estos productos en el último año

El dinero sale de los seguros de vida-ahorro por la baja rentabilidad

Los seguros de capitales diferidos han perdido un 5,95% de sus asegurados en 12 meses

Parte del dinero está moviéndose hacia planes de pensiones y fondos de inversión

Sede de la Dirección General de Seguros y Fondos de Pensiones (DGSFP), en el Paseo de la Castellana de Madrid.
Sede de la Dirección General de Seguros y Fondos de Pensiones (DGSFP), en el Paseo de la Castellana de Madrid.

Las aseguradoras disponen de una gama de productos pensados para que el cliente pueda ahorrar (además de suscribir un pequeño seguro de vida). Esta tipología de productos está sufriendo mucho por la baja rentabilidad de los bonos europeos, y en las cifras del sector se empieza a notar una fuga hacia otros vehículos que reporten un mayor rendimiento.

La aseguradora Mapfre –la mayor compañía de seguros española– explicaba en sus cuentas del cierre del tercer trimestre que han registrado una caída de 251 millones de euros en la venta de primas de seguros de vida-ahorro “debido a un desfavorable entorno de tipos de interés”.

En las cifras que maneja la patronal del sector aún se aprecia poco este efecto, porque son agregadas y la evolución está muy condicionada por todo el dinero que ya está invertido en este tipo de vehículos. Los seguros de rentas y los seguros de capital diferido suman 124.000 millones de euros de activos, y han crecido levemente en los últimos 12 meses por la revalorización de activos.

Donde sí que se aprecia la salida de ahorradores de estas modalidades de productos es el dato de número de asegurados. En el caso de los seguros de rentas, las personas con esta cobertura han bajado un 5,95% durante el último año en España (según los datos divulgados ayer por Unespa, la patronal del sector). Mientras que en el caso de los seguros de vida-ahorro de rentas, la reducción del número de asegurados es del 5,54%. 350.000 personas han dejado estos productos en un año.

El dinero que está saliendo de seguros de vida-ahorro estaría yendo a fondos de inversión y planes de pensiones. También se está canalizando parte de estas salidas hacia los nuevos seguros individuales de ahorro a largo plazo (Sialp) o planes de ahorro 5. En los nueve primeros meses de vida del producto 260.000 personas lo han contratado, aportando un total de 595 millones de euros.

Normas