Tribuna

El nuevo mapamundi del ‘real estate’ hotelero

Tras todos los vaivenes de los últimos años, la revitalización es uno de los principales focos de interés en una economía tan globalizada como la actual y la colaboración es el combustible capaz de reavivarla. Los datos ofrecidos por el Banco Mundial en materia de crecimiento no son del todo alentadores, por lo tanto podríamos preguntarnos por qué deberíamos ser optimistas.

La fuerza de la industria hotelera y del turismo tanto a nivel local como global es un buen comienzo. Según el informe de Ernst & Young Análisis sobre la industria hotelera global: principales ideas para el 2015, el sector hotelero es un factor fundamental no solo para el crecimiento económico local o regional, sino global, especialmente cuando los inversores cruzan fronteras para dirigirse a mercados extranjeros y mercados secundarios. La inversión transfronteriza ha sido un factor importante en la actividad de fusiones y adquisiciones recientemente, con un aumento de las transacciones globales hoteleras de un 8% en 2014 y un capital transfronterizo que ha alcanzado el 41,2% de la inversión hotelera global en 2014, frente al 34,7 % de 2013.

En este contexto, tal y como era de esperar, el mercado asiático está llevando la voz cantante con más de un 43% de todas las transacciones de M&A en 2014, gracias a los inversores de China, Japón, Singapur y Hong Kong. Estos flujos de capital procedentes de Asia han alimentado el increíble crecimiento registrado en Manhattan, Hawái y Londres, que combinado representó el 48,5% de toda la inversión hotelera asiática hasta octubre de 2014. Esto a su vez ha impulsado el mercado europeo de transacciones hoteleras en general con volúmenes que alcanzarán 24.700 millones de dólares en 2015, el nivel más alto desde 2007.

Los mercados emergentes son otra razón para ser optimistas. África, por ejemplo, ha estado entre los continentes con más crecimiento del mundo durante la pasada década, con una tasa de anual de más del 5%. Históricamente, las cifras de crecimiento en África han dependido en gran medida de los precios de las materias primas, pero en esta ocasión el continente se mantiene firme frente a la caída de precios debido a un floreciente sector turístico. El número de visitantes extranjeros se ha duplicado en África y los ingresos se han triplicado entre 2000 y 2012.

La creciente diversificación económica de África ha sido apoyada por un aumento en la inversión extranjera directa de un 5% en 2012 y 10% en 2013. Estos incrementos se deben en gran parte a que los gobiernos han mejorado las condiciones para fomentar la inversión extranjera directa. El informe anual del Banco Mundial, Doing Business, reveló que en 2013/14 el África subsahariana hizo más para mejorar la regulación que cualquier otra región. Varios países de América Latina y Asia también están experimentando un crecimiento económico continuado debido a condiciones similares a las de África; cuentan con un PIB más diversificado y menos dependiente de las materias primas así como entornos más atractivos para la inversión extranjera directa.

Unos mercados emergentes más ricos son motivo de optimismo global. Así como las crisis financieras pueden ser infecciosas para los países, contar con economías fuertes puede funcionar como un impulso económico para terceros países. En este sentido, la industria hotelera europea, aunque no es inmune a las mareas cambiantes de la política y la economía, ha conseguido mantenerse saludable.

Durante la última edición del International Investment Forum en Berlín, Russell Kett, presidente de HVS para Londres destacaba que es un buen momento para desarrollar, adquirir o invertir en hoteles ya que “las perspectivas económicas son alentadoras debido al aumento de la demanda de habitaciones de hotel y a que muchas zonas de Europa cuentan con potencial para más habitaciones”. Como era de esperar, Londres, París, Roma y Ámsterdam siguen siendo los focos que más inversión atraen, junto con ciudades como Barcelona, Hamburgo y Múnich. ¿Cuál va a ser la principal tendencia del mercado de real estate hotelero en Europa? La diversificación de inversores. El mercado se caracteriza cada vez más por un mayor número y un perfil diverso de inversores que incluye a compañías de seguros y hedge funds junto con fondos soberanos, altos patrimonios y firmas de private equity, lo que constituye un fiel reflejo del interés que despierta Europa.

Alexi Khajavi es vicepresidente ejecutivo de Questex y organizador de MR&H.

Normas
Entra en El País para participar