Propone invertir 25.000 millones en la recuperación de la ocupación laboral

Gasto público, eje cardinal del programa de Podemos

El líder de Podemos, Pablo Iglesias.
El líder de Podemos, Pablo Iglesias.

La votación online del programa electoral de Podemos, que se cerró el jueves por la noche, se saldó con la participación de 15.245 simpatizantes y militantes, lo que representa el 4% de los inscritos a su web. Del millar de propuestas, la que más consenso aunó (90,33%) fue la idea que a los dos años de mandato, “de producirse un incumplimiento sustancial” del programa, se podría obligar al presidente del Gobierno a convocar nuevas elecciones. El aumento del gasto público es uno de los aspectos más llamativos de la parte económica del documento. La inversión pública a nivel nacional y europeo no se incluiría en el cómputo del déficit, promete Podemos en su programa electoral de cara a los comicios del 20 de diciembre.

  • Emergencia social

La “renta diferencial” que propone la formación morada es de 600 euros para hogares de un solo miembro

La formación morada detalla las características de la “renta diferencial para todos los hogares con ingresos por debajo del umbral de pobreza monetaria”, que el INE fija en el 60% de la mediana de los ingresos por unidad de consumo. La cuantía inicial sería de 600 euros para unidades con un solo miembro, y se incrementaría un 35% para el segundo miembro y un 20% a partir del tercero, hasta un máximo de 1.290 euros. El responsable del área económica de la formación morada, Nacho Álvarez, ya había declarado en las semanas pasadas que esta renta (hasta ahora llamada "garantizada") alcanzaría a 7,8 millones de ciudadanos, lo que supone el 16,5% de la población. Esta medida tendría un coste de 15.000 millones de euros, es decir, un 1,5% del PIB. A todos los trabajadores “con baja remuneración”, cuyos ingresos estén por encima de los 250 euros al mes, se otorgaría un complemento salarial de 900 euros, que se incrementaría según el número de miembros del hogar. Si ya se beneficia de la renta diferencial, al trabajador se retiraría esta prestación de forma “graduada y no súbita, conforme vayan aumentando sus ingresos salariales”.

  • Política fiscal

En lo que a política fiscal se refiere, el programa de Podemos prevé, entre otras medidas, un nuevo tipo de IVA al 25% para los artículos de lujo, el incremento de alimentos y bebidas no alcohólicas sujetos al tipo superreducido del 4%, aplicar el tipo reducido del 10% a todos los suministros básicos que ahora tributen al 21%, y volver a la situación anterior con respecto al llamado IVA cultural. Álvarez adelantó que se plantea la transformación del IRPF en un impuesto más progresivo a partir de 60.000 euros. Ahora, el programa detalla que el tipo marginal de cada tramo pasaría del 45% hasta el 55% para rentas superiores a 300.000 euros. Asimismo, se eliminarían “la mayoría de las deducciones” en el impuesto de sociedades y se establecería un tipo diferenciado para las grandes empresas: el 30% para aquellas que distribuyen beneficios a los accionistas, y el 25% para aquellas que reinviertan en I+D+i. La formación que lidera Pablo Iglesias disminuiría el mínimo exento en el impuesto del patrimonio a un patrimonio neto de 400.000 euros y mantendría la exención para la primera vivienda hasta 300.000 euros. Propone, además, que los bancos y los gestores de fondos paguen un impuesto del 0,1% sobre la compraventa de acciones y bonos y del 0,01% sobre los productos derivados. Un impuesto extraordinario de solidaridad sería exigido a las entidades financieras privadas, “con el fin de recuperar las cantidades que el sector ha recibido en forma de ayuda pública”.

  • Derechos laborales

Podemos subirá el salario mínimo hasta los 950 euros al mes al final de la legislatura

Podemos promete “incrementar gradualmente el salario mínimo, hasta alcanzar los 800 euros en 14 pagas al final de los primeros dos años de legislatura”. El objetivo es llegar “al menos” a los 950 euros mensuales al final del mandato. Una inversión de 25.000 millones de euros se dedicaría a “la recuperación del nivel de ocupación laboral anterior a la crisis”. Dos apuestas fuertes son la introducción de las 35 horas semanales y la revisión de algunas modalidades de contratación. En las intenciones de Podemos, los contratos de obra se convierten automáticamente en indefinidos si duran más de un año, “o cuando se concatene una sucesión de estos contratos durante dicho período”. Los contratos a tiempo parcial de temporada se convierten en fijos discontinuos con derecho a llamamiento. El contrato a tiempo parcial deberá indicar la causa y computar la jornada con referencia semanal, con un umbral mínimo del 50% de la jornada habitual. Otro objetivo de Podemos es reducir el recurso a las horas extras.

  • Derogaciones

La formación morada, a la que el último barómetro del CIS atribuye un 10,8% de los votos, ha puesto negro sobre blanco la derogación de una serie de reformas aprobadas en estos últimos años: la modificación del artículo 135 de la Constitución por la que se introdujo el principio de estabilidad presupuestaria; las dos últimas reformas laborales, con el objetivo de favorecer “un crecimiento suficiente de los salarios y la recuperación de su capacidad adquisitiva”; y la reforma de las pensiones del PSOE (2010) y del PP (2014), para restablecer la edad de jubilación en los 65 años y la indexación de la pensiones al IPC.

Normas