Se elaborará solo con los datos de qué están haciendo los contratos en el mercado

Nace el primer indicador para actualizar las rentas del alquiler

La Ley de Desindexación de la Economía se aprobó recientemente con el objetivo de acabar con las actualizaciones o subidas de rentas y precios públicos vinculados por sistema al IPC sin motivo aparente que justificara ese incremento de costes. Cuando fue presentada la norma por el Gobierno, precisamente uno de los ejemplos que se utilizó para ilustrar el sinsentido que suponía que demasiados costes estuvieran referenciados al IPC fue el contrato de alquiler. El Ejecutivo se preguntaba por qué cada año la renta a pagar debía subirse en la misma cuantía que la evolución de la inflación si, por ejemplo, el propietario no había llevado a cabo ninguna mejora en el inmueble.

Hoy, el presidente y el consejero delegado de Alquiler Seguro, Gustavo Rossi y Antonio Carroza, pusieron de manifiesto otra de las incongruencias de referenciar las rentas de alquiler al IPC. “Mientras el IPC marcaba tasas positivas y, por ello, obligaba a elevar la cuota mensual, en el mercado los alquileres se reducían, como consecuencia de la crisis”, aseguraron ambos directivos.

Esto es lo que ha propiciado que Alquiler Seguro haya puesto en marcha el Índice Actualizador de Rentas de Contratos de Alquiler (ARCA), que ofrecerá una medida “real” de la variación de las rentas de los arrendamientos y nace con la vocación de servir como referencia en la actualización de las mismas.

¿Cómo se calcula? Tal y como explicaron desde esta compañía líder en la protección a los propietarios, y que gestiona más de 50.000 contratos de alquiler (aproximadamente el 1,2% del mercado); el índice se compone de tres factores. El primero es el importe medio de las rentas firmadas en el mes de referencia, que pondera un 10%. El segundo es el importe medio de las rentas en vigor, que pesará un 20% y en tercer lugar el importe medio de las rentas de una muestra representativa de viviendas facilitadas por Idealista, cuyo peso en el indicador será del 70% restante.

Este indicador estará disponible el día 5 de cada mes. El primero de ellos, correspondiente a octubre, da como resultado una revisión a la baja del 1,94%. De esta forma, un contrato de alquiler firmado en octubre de 2014 de 500 euros mensuales se debería haber actualizado el mes pasado en 490,30 euros. Alquiler Seguro señaló que “es una herramienta fiable que permite a arrendadores, inquilinos y a los propios profesionales del sector actualizar las rentas de forma eficiente, evitando su estancamiento, excesos de negociaciones no productivas y los efectos de segunda ronda”.

El indicador nace con vocación de convertirse con el tiempo en la referencia del sector, ya que obedece al mandato de la Ley de Desindexación, relativo a que las actualizaciones se hagan a partir de ahora con índices específicos y “el ARCA se fija solo en lo que está haciendo el mercado y no en otros costes como los ligados a calefacción, gastos de comunidad o impuestos”, señalaron.

Además, este nuevo indicador ha obtenido una doble certificación de calidad: la ISO 9001 y la ISO 20252, específica para investigación de mercado, social y opinión.

Normas