Los fondos más rentables, con Mutuafondo a la cabeza, han ganado más de un 5% anual

Los reyes de los bonos

Los mejores fondos que de renta fija han conseguido su objetivo de batir a la inflación

Mutuafondo acumula una rentabilidad del 450% desde que se creó en 1987

Un operador de renta fija, ante unas pantallas con la evolución de inversiones.
Un operador de renta fija, ante unas pantallas con la evolución de inversiones.

La renta fija ha demostrado ser una buena inversión en las dos últimas décadas. Los fondos que invierten exclusivamente en este tipo de activos han logrado, por término medio, una rentabilidad anual del 3,5% en 20 años, según datos de Inverco. Los 12 fondos de inversión que invierten en bonos y que ya operaban hace 24 años (el momento al que se remontan las estadísticas sectoriales), han logrado un rendimiento anual aún mejor: un 4,29%.

Entre los más veteranos, hay tres productos que destacan sobre el resto, y que han conseguido superar la simbólica barrera del 5% anual, pese a invertir en un activo tan “aburrido” como los bonos. Mutuafondo (5,31%), Mediolanum Renta (5,21%) y Amundi Fondtesoro (5,03%) han logrado batir a la inflación –que en el periodo analizado ha sido de alrededor de un 3%– y aportar a sus partícipes unas rentabilidades atractivas.

En el caso de Mutuactivos, se trata del primer fondo que lanzó el brazo financiero de la aseguradora Mutua Madrileña. Inicialmente no estaba abierto a cualquier inversor y buscaba fundamentalmente rentabilizar la tesorería e inversiones que mantenía la compañía. Desde la entidad explican que el éxito del producto está en “una acertada estrategia de diversificación, la gestión dinámica y el control exhaustivo del riesgo que aplica la gestora”.

Desde su lanzamiento, en el año 1987, acumula una rentabilidad del 452,5%. Al cierre de septiembre contaba con un patrimonio de 884 millones de euros. El fondo tiene la máxima distinción Morningstar (cinco estrellas) y mantiene inversiones en emisiones de Italia, Portugal, España, así como en bonos de grandes corporaciones como Aviva, Intesa Sanpaolo, BBVA o CaixaBank.

Mediolanum Renta y Amundi Fondtesoro, ambos con cuatro estrellas Morningstar, también mantienen una amplia diversificación en sus carteras, con emisores públicos y privados y una amplia variedad de duraciones. Los dos productos, no obstante, están sufriendo en el panorama actual de tipos de interés cercanos al cero por ciento. El primero ha perdido un 1,87%, mientras que el segundo avanza en 2015 un 1,14%.

Tras unos años en los que los Gobiernos y otras Administraciones Públicas del sur de Europa tenían que pagar altos cupones para financiarse, la nueva política de tipos del Banco Central Europeo (BCE) ha tumbado los rendimientos, obligando a los gestores especialistas a buscar nuevas estrategias.

“Está claro que la política monetaria del BCE va a hacer que los tipos de interés del mercado sigan bajos”, explica Absjorn Trolle, gestor del fondo Nordea-1 Stable Return, “pero también hay que tener en cuenta que en los próximos ejercicios esperamos tener unas tasas de inflación muy bajas, y no esperamos crecimientos del PIB en Europa que superen el 2,5%”.

La firma Pioneer puso en marcha hace dos años una nueva modalidad de inversión, que busca aprovechar las pequeñas ineficiencias que presenta el mercado, analizando todo tipo de variables, desde la divisa a las comparativas entre países. La iniciativa ha dado sus frutos y algunos de sus productos se han situado entre los más rentables del mercado. El fondo Pioneer S.F. Euro Curve 7-10 year, que invierte en plazos largos, ha logrado rentar un 1,78% durante el ejercicio 2015, situándose en la segunda posición entre los fondos de todo el mundo que invierten en renta fija europea.

El primero es BlueBay Investment Grade Euro Government Bond que lleva un 2,72% de rendimiento en el año, a pesar de que cerca de la mitad de las emisiones en circulación están ya con tipos de interés implícitos cercanos o inferiores al 0%. Al igual que en el caso anterior, su estrategia se ha basado en un posicionamiento en plazos largos (el 44% de su cartera tiene vencimientos de entre siete y 10 años), con un peso muy importante de bonos de Italia y Francia y España.

Aunque las expectativas de rentabilidad de estos productos para los próximos trimestre son bajas, los asesores financieros recuerdan que lo importante es comparar el rendimiento del producto con la inflación, para comprobar si hemos perdido poder adquisitivo. En este tipo de productos también es fundamental ser muy exigente con las comisiones, puesto que unas décimas más pueden llevarse la rentabilidad.

Normas
Entra en El País para participar