Yellen anuncia mañana si eleva los tipos de interés

¿Qué esperan las Bolsas de la reunión de la Fed?

Janet Yellen, presidenta de la Reserva Federal
Janet Yellen, presidenta de la Reserva Federal

Los protagonistas de Esperando a Godot, pieza de Samuel Becket que pertenece al género del teatro del absurdo, se pasan toda la función aguardando al misterioso personaje que da nombre a la obra y que nunca aparece. Los mercados también llevan tiempo esperando la primera subida del precio del dinero desde 2006, que tampoco llega nunca. Si en la reunión de hace seis semanas la decisión de la Reserva Federal de mantener los tipos de interés entre el 0% y el 0,25% sentó mal al mercado, cualquier subida en el encuentro que termina mañana sería una sorpresa mayúscula, por lo que la atención del mercado se centrará más en el mensaje que lance que en la decisión sobre los tipos.

Los inversores descuentan que el organismo presidido por Janet Yellen no elevará el precio del dinero mañana. Según los futuros sobre los fondos federales, solo le otorgan un 6% de probabilidad a una subida de tipos en esta reunión. Las opciones siguen por debajo del 50% para los encuentros de diciembre (36,1%) y enero (43,8%). Solo creen más posible una subida del precio del dinero, que lleva en mínimos históricos desde 2008, para el encuentro de marzo (59,5%), donde prevén un incremento de 25 puntos básicos, a un rango entre el 0,25% y el 0,5%.

Descartada un alza de tipos, el mercado vigilará los mensajes de la Fed, que en septiembre se mostró preocupada por la inestabilidad en los mercados emergentes y por la fortaleza del dólar, al tiempo que reconocía una mejoría en el mercado laboral. Los expertos de Barclays creen que en su comunicado de mañana la Fed “reconocerá la debilidad en los datos macroeconómicos de las últimas semanas, pero es probable que lo equilibre con la caída en los riesgos financieros desde su reunión de septiembre”.

¿Más estímulos de la Fed?

No solo la Fed se reúne esta semana.El viernes hará lo propio el BancoCentral de Japón. Barclays espera que el organismo aumente su programa de estímulos a entre 100 y 110 billones de yenes (entre 748.000 y 8229.000 millones de euros).

José Luis Martínez Campuzano, estratega jefe de Citi para España, considera que el organismo presidido por Janet Yellen intentará ser neutral en su comunicado de mañana pero que “la Fed lo tiene difícil realmente en un mercado tan entregado como el actual”, con los inversores esperanzados por el anuncio del BCE de que revisará su plan de estímulos en su reunión de diciembre.

Para los expertos de Renta 4, la clave del encuentro estará en la visión de la Fed sobre la economía estadounidense y en si recoge los menores temores del mercado a un frenazo en China. En su opinión, “la subida del precio del dinero es solo cuestión de tiempo porque los niveles de crecimiento y empleo justifican el inicio de normalización de la política monetaria americana”.

En esta línea, David Lafferty, estratega jefe para el mercado estadounidense de Natixis Global AM, también sostiene que “la Fed se embarcará pronto en una lenta pero metódica normalización de la política monetaria que provocará volatilidad en los mercados pero no hará descarrilar la economía global”. Este experto cree que la Fed tiene otros dos retos además de la normalización monetaria: ser claro en su comunicación con los mercados y conservar su credibilidad en el mandato de mantener bajo control la inflación.

El banco central de EEUU tiene un doble objetivo: mantener la inflación en torno al 2% y el pleno empleo. El primer mandato está lejos (1,3%), sobre todo por la caída del precio del petróleo, pero el segundo está muy cerca, con la tasa de paro en el 5,1%. Aunque no se encuentra entre sus cometidos, la Fed también se ha mostrado cada vez más preocupada por la fortaleza del dólar.

Ahora que el BCE podría aumentar sus estímulos, el euro está bajo presión (cayó en dos días un 2,8% de los 1,13 dólares a los 1,1, por lo que la Fed deberá jugar también con el factor del tipo de cambio en su comunicado.Cualquier mensaje que acerque el incremento de tipos reforzaría aún más al dólar, que sube un 2,4% desde su anterior reunión, algo que no agrada a Yellen por el efecto negativo sobre las empresas exportadoras.

El 16 de diciembre se celebrará la próxima reunión de la Fed y para entonces puede que el mercado siga con su versión libre de Esperando a Godot. Pero esa será ya otra función.

Normas