Sus acciones se sitúan en mínimos de 2011

IBM necesita repensar su cartera de productos y servicios

Virginia Rometty, presidenta y consejera delegada de IBM.
Virginia Rometty, presidenta y consejera delegada de IBM.

IBM anunció este lunes su decimocuarta caída consecutiva de ingresos trimestrales y rebajó su pronóstico anual de beneficios. El gigante tecnológico, que obtuvo entre julio y septiembre una facturación de 19.280 millones, un 13,9% menos frente al mismo periodo del año anterior, defraudó de nuevo a los inversores y su acción llegó a caer a su mínimo en cinco años tras la presentación de resultados. Sus títulos están en 141 dólares y varios analistas aseguran que bajarán aún más, aunque la mayoría de ellos cree que la acción de la compañía terminará estabilizándose alrededor de los 150 dólares. En lo que va de año, su acción ha perdido casi un 12%. ¿Qué le pasa al gigante azul? ¿Tiene remedio?

IBM está inmerso en un proceso de cambio de su negocio similar al de otras multinacionales del sector. Las áreas que le habían permitido crecer en los últimos tiempos y que habían sido sus dos joyas (el software y los servicios) están en franco deterioro y las áreas llamadas a ser las de crecimiento futuro (cloud y todo el negocio de inteligencia que incluye Watson, incluyendo también análisis de redes sociales y movilidad) pese a crecer aún no compensan la caída de las otras, según destaca el analista independiente Jaime García Cantero.

Para este experto hay pocas cosas hoy en el sector tan espectaculares como Watson, e IBM parece haber tomado posiciones para la que puede ser la next big thing que es la inteligencia artificial, sin embargo los ingresos asociados a esta línea tardarán en poder compensar la caída del negocio tradicional. “Creo que para el éxito futuro de la compañía es clave por un lado su apuesta por la nube (y su diferenciación en este segmento plagado de competidores) y su capacidad para monetizar una línea tan interesante como la de Watson”, continúa.

Para José María López, analista principal de Penteo, no cabe duda de que, en lo que concierne al enfoque estratégico, IBM ha hecho lo que tenía que hacer: desprenderse de los activos que le reportaban bajos márgenes y en donde cada vez le era más difícil competir, como la división de servidores de gama baja y la de semiconductores, lo mismo que hace ya años hizo con la de ordenadores personales.

“El problema es que se ha demostrado que no es lo suficientemente fuerte en el terreno de juego que está siendo el principal campo de batalla de los gigantes del sector, con el cloud sobre todo y las soluciones de analítica y big data. Además –y tal como reconocen en la propia IBM– su división de servicios de consultoría está acusando la fuerte competencia de un sector en el que cada vez quedan menos jugadores con una verdadera potencia de fuego global”.

En definitiva, la transición del gigante azul –que otras compañías están haciendo, como Microsoft sin ir más lejos– a un modelo enfocado a los servicios en el mundo SMAC (social, móvil, cloud y analítica) “está siendo menos contributiva de lo esperado (a pesar de que en este ámbito, los resultados no son malos), y sigue estando condicionada por la herencia de una organización pesada, fruto de su histórica preponderancia en el mundo de los centros de datos y del mainframe”, subraya López.

En opinión de este experto, IBM debería continuar optimizando y sobre todo “clarificando” su cartera de productos y servicios, tanto en lo que se sitúa alrededor de las infraestructuras y plataformas de datacenter (es decir, el mainframe, “que no está muerto aún, ni mucho menos”) como en lo que gira en torno a la nube y a las soluciones de analítica de datos y big data. “Debería repensar qué hacer con la división de servicios de consultoría, pues a pesar de lo dicho con anterioridad, es interesante su apuesta por la consultoría en computación cognitiva, con IBM Cognitive Business Solutions. Aunque su efecto en los resultados globales pueda ser marginal en principio, puede abrir una nueva etapa en los servicios profesionales dedicados a la construcción de tecnología inteligente para las próxima décadas.

Normas
Entra en El País para participar