Los doctores dedican 127 horas anuales a formarse

La formación para médicos cabe en una tableta

El portal Pupilum ofrece programas online homologados y especializados

El 95% de los cursos son presenciales

La formación para médicos cabe en una tableta
Thinkstock

La formación continua forma parte de la vida cotidiana de los médicos. La propia naturaleza de su profesión, constantemente alterada por adelantos tecnológicos o científicos, hace imprescindible que los doctores se tengan que poner constantemente al día. Y no solo por responsabilidad profesional: los créditos obtenidos a través de cursos de formación continuada puntúan en los procesos de las ofertas públicas de empleo. Es uno de los méritos tenidos en cuenta para asignar las plazas fijas del Sistema Nacional de Salud.

“Cuando revisamos la oferta de cursos acreditados para médicos vimos que el 95% de ellos son presenciales. Entonces se nos encendió la bombilla”. Así explica Fernando Dal Re, cofundador de Pupilum, cómo surgió la idea de crear un portal online de cursos para profesionales de la sanidad. Pese a la baja disponibilidad de programas de formación online, una encuesta realizada por su equipo les sirvió para llegar a la conclusión de que nueve de cada diez médicos españoles demanda formación acreditada online.

El motivo es sencillo: los complicados horarios de estos profesionales, en los que a menudo se mezclan guardias a horas intempestivas o turnos nocturnos, hacen difícil que puedan asistir al mínimo de clases presenciales exigidas para poder pasar el curso. “Los médicos dedican en torno a 127 horas anuales a formación. Nos parece importante que puedan elegir dónde y cuándo efectúan ese trabajo”, indica Dal Re.

Su portal, Pupilum, echó a andar en septiembre de 2013. Dos años después, la web ya ha superado los 5.000 médicos inscritos a sus más de 75 cursos online acreditados. En un principio todos ellos eran exclusivamente para médicos. Pero las peticiones recibidas han hecho que amplíen su espectro a otras profesiones sanitarias, como enfermeros, psicólogos o farmacéuticos.

Los cursos incluyen contenidos didácticos elaborados por profesores de prestigio (la lista de los docentes que participan en el proyecto está en la web). El material se puede consultar en el campus virtual, al que se accede tras responder a un cuestionario, que sirve a su vez para conocer el nivel del alumno. Las evaluaciones de los cursos también se hacen a través de internet en un plazo determinado (unos tres meses) tras darse de alta en el programa.

Una parte importante de la formación de los médicos estaba siendo financiada por el sector público y por empresas privadas. “La crisis ha supuesto la reducción de más de un 75% de los presupuestos para este tipo de actividades, por lo que el canal online ha ganado peso”, ilustra Dal Re. El cofundador de Pupilum comenta que los cursos más solicitados de su portal son los transversales, que tienen que ver con competencias generales. Gestión clínica y Búsqueda bibliográfica son los dos programas más populares. Aunque también los hay para todas las especialidades médicas: en esta categoría entraría, por ejemplo, el curso Los 40 casos clínicos de cardiología más frecuentes en Atención Primaria. El precio medio de los cursos es de 125 euros.

Una ‘startup’ en crecimiento

La idea de negocio de Pupilum ha sido bien recibida entre business angels y escuelas de negocios. La joven empresa consiguió una ronda de financiación de Enisa, dependiente del Ministerio de Industria. También ganó el IE Business School Venture Day de 2014 y, un año antes, el Campus de Emprendedores de SeedRocket. Asimismo, fueron finalistas en el South Summit Spain Sart-Up 2014 y recibió en 2013 el Premio Healthy Elevator Pitch de Deusto y O+berri, en el marco del Congreso Salud 2.0 de Euskadi.

Normas
Entra en El País para participar