La tecnología les brinda la oportunidad de saber más sobre su enfermedad

Los pacientes ya cooperan entre sí gracias a internet

La red social Personas Que ofrece herramientas a quienes sufren una enfermedad para convivir algo mejor con ella.

Los pacientes ya cooperan entre sí gracias a internet
Thinkstock

Un buen amigo o un familiar puede servir de apoyo psicológico para aquellos que sufren una enfermedad. Pero si lo que se busca es conocimiento acerca de cómo modifica una dolencia los hábitos de vida de quien la padece o de qué formas puede evolucionar dicha patología, lo mejor es hablar con alguien que ya haya pasado por todo eso.

Esa es la idea sobre la que se construye People Who Global (Personas Que, en su versión española), una empresa española de e-health presente ya en cinco países (Alemania, Italia, Reino Unido y Francia, además de España). Se trata de una plataforma digital pensada para que quienes padecen una enfermedad puedan convivir un poco mejor con ella. El portal cuenta ya con 23.000 usuarios registrados y unos 180.000 lectores únicos al mes.

“Se trata de una red social en la que los pacientes pueden compartir sus inquietudes, consejos y experiencias en torno a una enfermedad en cuestión”, explica Tomás García, consejero delegado y cofundador de la firma. El portal sirve, además, como medio a través del cual obtener información sobre la enfermedad, elaborada en forma de artículos por especialistas en la materia. Y, por último, hace seguimiento del paciente a través de cuestionarios regulares y le alerta de nuevos fármacos y tratamientos que vayan surgiendo para tratar su dolencia.

Así, una persona a quien se le acabe de diagnosticar diabetes puede hablar con otras personas que tengan experiencia en esa enfermedad para obtener, por ejemplo, consejos sobre alimentación (desde recetas hasta productos prohibidos). Pero también tendrá la opción de leer artículos en los que se informe, por ejemplo, de la relación de esta patología con la ceguera.

La novedad del portal Personas Que es su división en hasta 20 enfermedades, que, según los planes de la startup, serán 40 para finales de 2016. Ya trabajan desde el alzhéimer y tres tipos de cáncer, hasta diabetes y artritis, pasando por patologías de carácter mental como trastornos bipolares, esquizofrenia o depresión. Otros portales similares no hacen la distinción por dolencias, siendo de ese modo más complicada la comunicación entre personas en una misma situación.

La red social está pensada para su uso por los enfermos, aunque también participan en ella médicos. “Pueden distribuir a través de esta herramienta artículos o informaciones que sepan que les pueden interesar a grupos de pacientes”, apunta García. Una nueva manera de interactuar más allá de las consultas.

Normas