Mount Sinai valoró la entrada en España

Madrid aspira a convertirse en un Houston europeo de clínicas privadas

La quinta torre proyectada por Villar Mir refuerza la posición de la capital como destino turístico

Recreación de la quinta torre, a la derecha, junto a las ya construidas en el Paseo de la Castellana.
Recreación de la quinta torre, a la derecha, junto a las ya construidas en el Paseo de la Castellana.

La posible apertura de un nuevo gran hospital privado en la denominada quinta torre del Paseo de la Castellana, puede poner a Madrid en el centro del turismo sanitario, nacional e internacional. Este proyecto se suma al gran centro que la Clínica Universitaria de Navarra ya construye en la capital y se une a los planes de expansión de otros grupos como Quirón Salud y HM Hospitales de Madrid. ¿Se puede convertir Madrid en el Houston europeo? ¿Será un lugar donde pacientes de todo el mundo viajen para curarse como en la ciudad texana?

El grupo Quirón Salud reconoció hace unos días que estudia contar con un centro hospitalario en la quinta torre en el Paseo de la Castellana, que proyecta el grupo Villar Mir. El propio Juan Miguel Villar Mir, presidente de la constructora, había afirmado que el edificio dotacional sería una puerta excelente para un grupo como la Clínica Mayo (de EEUU). Otro centro de prestigio, como Mount Sinai, también había valorado la operación, pero en principio, por temas de precio, descartó instalarse en el rascacielos. Ahora le toma el relevo el grupo formado por la fusión de IDC Salud (antigua Capio) y Quirón. El proyecto –en el que también se incorporará una zona comercial– no tiene inquilino definitivo y no ha empezado a construirse. Está previsto que esté terminado en 2020.

En 2017, la Cínica de Navarra en Madrid

Quien ya construye su gran hospital en Madrid es la Clínica Universitaria de Navarra, ligada al Opus Dei, junto a la entrada a la capital por la A2 y cerca del Aeropuerto de Barajas. Su apertura está prevista para el primer semestre de 2017, en una parcela de 45.000 metros cuadrados de los que 30.000 serán de instalaciones médicas.

El grupo Hospitales de Madrid, de la familia Abarca, también se encuentra en una fuerte expansión con propios centros. El último es el Puerta del Sur, junto al que inaugura esta semana un centro integral de neurociencias, a semejanza de la clínica especializada Clara Campal, que abrió destinada a tratamientos oncológicos.

El papel de las aseguradoras

ParaPatricio Palomar, de CBRE, las grandes aseguradoras europeas van a comenzar a ver a España como un lugar ideal para remitir a los pacientes a tratamientos de recuperación, por el coste bajo frente a otros lugares como Alemania.

En Madrid también se encuentra una filial del centro por excelencia de Houston, el MD Anderson, una enseña que en España gestiona el grupo canario Hospitén.

“Madrid sí puede ser el Houston europeo”, asegura Carlos Rus, secretario general del cluster español de turismo de salud y de la patronal de clínicas privadas (FNCP). “Somos el segundo destino turístico del mundo, contamos con excelentes infraestructuras de transporte, disponemos de buenas instalaciones sanitarias y unos tratamientos médicos de primer nivel”, expone. Sin embargo, en la actualidad, según los datos de este cluster, España se sitúa en séptimo lugar en Europa y undécimo en el mundo como destino sanitario.

En Europa, explica Rus, es la República Checa la que más gasto en turismo sanitario se lleva, tanto de estadounidenses, como alemanes y rusos por cercanía. “Nuestros principales competidores son también Suiza, Israel y Turquía”, añade.

Pero cree que todavía tenemos un problema: “No se nos conoce como destino sanitario. Es una tarea que hasta ahora no habíamos abordado”, lamenta. Actualmente, Barcelona sí ha concentrado parte de esos turistas con clínicas de prestigio como Teknon y Dexeus, o la Costa del Sol en intervenciones de cirugía estética.

Grandes condiciones

Para Patricio Palomar, responsable de inversiones alternativas de la consultora CBRE, la capital (y España) ofrece menores condiciones climáticas que en otros países europeos para la rehabilitación tras un tratamiento, los costes médicos son mucho más bajos y las conexiones de transporte de la ciudad son excelentes. “Vamos a ver nuevas inversiones en hospitales y marcas de prestigio que aterricen en Madrid y en Barcelona próximamente”, asegura.

“Hemos definido 15 especialidades prioritarias con 150 tratamientos en los que España podría atraer a estos pacientes”, cuenta Rus. Entre ellas, urología, cardiología, cardiovascular, chequeos, oftalmología, reproducción asistida (donde por ejemplo la clínica IVI es un referente mundial) o prótesis.

Además, este negocio deja mayores ingresos: los pacientes gastan en España 1.220 euros diarios, lo que equivale en términos relativos a 10 veces lo que gasta un turista convencional, según la Encuesta de Gasto Turístico (Egatur).

Pero estas clínicas no solo van a vivir del cliente internacional. Según la patronal FNCP, el 70% de los ingresos provienen de pólizas de pacientes con seguro médico, solo el 10% son pacientes privados puros, y el resto corresponde a conciertos con la sanidad pública. “Lo que tenemos que conseguir es que cada vez tenga más peso el negocio internacional”, reconoce Rus.

Los inversores miran a la sanidad española

El sector hospitalario en España va a recibir más capital internacional, según cuenta Nick Wride, director de inversiones alternativas de la consultora JLL: “Los inversores institucionales van a entrar en este sector en España, igual que lo han hecho en Reino Unido y en EE UU”. Aseguradoras, fondos y socimis verán cada vez más apetecible las clínicas como un destino de sus recursos, pero no solo en la parte inmobiliaria, sino también como gestores. “Vamos a ver operaciones con más riesgo en que este capital entre también en la gestión, como hemos visto por ejemplo con el capital riesgo CVC en Quirón”, añade.

“Hay oportunidades para comprar en España. Ahora mismo hay dinero en el mercado y los fondos anglosajones miran nuestro mercado, donde todavía el sector está en concentración”, apunta.

Normas