Unos 5.900 millones de euros es el valor del contrato ganado por la firma de defensa de Wisconsin

El Oshkosh, elegido nuevo 4x4 para el Ejército de EE UU

Su escasa protección frente a bombas trampa ha llevado a los estadounidenses a jubilar el Humvee.

El Ejército de EE UU necesitaba vehículos que dieran mayor protección a sus hombres frente a las minas o las bombas trampa, y el Oshkosh JLTV es el elegido.
El Ejército de EE UU necesitaba vehículos que dieran mayor protección a sus hombres frente a las minas o las bombas trampa, y el Oshkosh JLTV es el elegido.

El vehículo HMMWV (vehículo multiuso de alta movilidad), más conocido como Humvee, se comenzó a fabricar en 1984 y lleva en servicio en el Ejército de Estados Unidos desde entonces. Lo fabrica la empresa AM General y su imagen comenzó a ser conocida cuando los estadounidenses invadieron Panamá en 1989.

Después se consolidó durante la primera Guerra del Golfo, la Tormenta del Desierto, que propició la liberación de Kuwait. En la actualidad hay unas 180.000 unidades en servicio en diferentes unidades del Ejército estadounidense y muchos miles más en ejércitos de otros países, incluida España.

Este enorme 4x4 ha cumplido con creces lo que se esperaba de él por fiabilidad y capacidad operativa, e incluso se vendió durante algunos años (1992-2006) como automóvil para la calle bajo el nombre de Hummer H1, marca propiedad de General Motors.

El Humvee se ha usado para funciones tan variadas como centro de mando, transporte de tropas o armamento, soporte para lanzamisiles (anticarro o antiaéreo) o ambulancia. Su gran problema es que no puede proteger suficientemente a los soldados de los ataques con bombas trampa o minas, aunque hay versiones blindadas de este modelo capaces de proteger a los soldados del fuego de fusiles de asalto.

La mayoría de los militares estadounidenses y aliados caídos en Afganistán o Irak murieron a causa de explosivos detonados al paso de sus vehículos. Por eso, el nuevo vehículo debía ofrecer mucha más protección, lo que implica un completo blindaje y mayor distancia al suelo.

17.000 unidades ha pedido el Departamento de Defensa para el Ejército y los Marines, pero podrían ser más en el futuro

Tras más de un año de pruebas con los prototipos de las empresas que aspiraban al contrato, a finales de agosto los responsables del US Army hicieron público que la compañía Oshkosh Defense, con sede en Wisconsin, había ganado el concurso para fabricar el nuevo JLTV (Joint Light Tactical Vehicle) para el Ejército estadounidense.

La firma lleva más de 90 años produciendo vehículos para las Fuerzas Armadas. El contrato, por valor de 6.700 millones de dólares (5.900 millones de euros), implica la fabricación de 17.000 unidades, que lógicamente podrían ser más en el futuro. Cada unidad saldría por casi 400.000 dólares (353.285 millones de euros).

El director general de Oshkosh ha declarado: “Tras un riguroso proceso de selección, el US Army y el Cuerpo de Marines pondrán a disposición de nuestros soldados el vehículo más capaz del mundo, el Oshkosh JLTV”. En palabras del general retirado John M. Urias, presidente de Oshkosh Defense, “nuestro JLTV ofrece la protección balística de un carro ligero, la protección en los bajos de un vehículo de tipo MRAP (Mine Resistant Ambush Protected Vehicle) y la capacidad todoterreno de coche de competición”.

Permite circular por zonas abruptas a una velocidad un 70% superior a la que ofrecen los Humvee. Se fabricará en versiones de dos o cuatro plazas y con varias configuraciones según la función a la que esté destinado. De su tecnología, el fabricante destaca sobre todo el nivel del blindaje y su suspensión.

En cuanto a la mecánica, parece que llevará un propulsor muy similar al del Humvee, un 6.6 diésel Duramax de GM con unos 300 CV, acoplado a un cambio automático Allison. La firma AM General, fabricante de los Humvee, había desarrollado para optar al contrato el vehículo BRV-O (Blast Resistant Vehicle-off road), pero los expertos del Ejército prefirieron el Oshkosh.

Otras grandes multinacionales del sector que presentaron a sus candidatos 4x4 fueron BAE (Valanx), Lockheed Martin, Navistar (Saratoga) o Thales (Hawkei).

Los Humvee y los Uro españoles

El Oshkosh, elegido nuevo 4x4 para el Ejército de EE UU

El Cuerpo de Infantería de Marina español, el más antiguo del mundo de este tipo, es la única unidad del Ejército que dispone de vehículos Humvee de fabricación estadounidense, más de cien unidades.

Cuentan con seis versiones diferentes y, por su capacidad para circular en agua y arena, es idóneo para el tipo de misiones que tienen encomendadas.

No obstante, desde este verano están recibiendo unidades del Uro Vamtac, que sustituirán progresivamente a los castigados 4x4 americanos. Este modelo lo fabrica la empresa Urovesa de Santiago de Compostela y desde hace años se usa en diferentes unidades del Ejército de Tierra o en otras funciones civiles, como la de vigilancia o mantenimiento de montes.

El que está recibiendo la Infantería es el Vamtac S2 y ha habido polémica al respecto porque se han difundido informaciones sobre su escasa capacidad para los desembarcos, algo que está en la naturaleza de la Infantería.

Normas