El escándalo de las emisiones puede acentuar la caída de ventas

Volkswagen valora despidos entre los empleados temporales

Sede principal de Volkswagen en Wolfsburgo
Sede principal de Volkswagen en Wolfsburgo Bongarts/Getty Images

El comité de empresa de Volkswagen a nivel mundial ya avanza que la compañía está valorando recortes entre sus empleados con contrato temporal, que en Alemania podría afectar a 6.000 trabajadores.

Este recorte sería consecuencia del descenso de las ventas a nivel mundial de sus vehículos en septiembre. Esta primera caída no está directamente vinculada al escándalo de la manipulación de las emisiones de gases contaminantes en sus vehículos equipados con motores diésel.

Sin embargo, la propia empresa comunicó en una nota que “no es posible dar una predicción ajustada de cómo van a evolucionar las ventas y los empleos en la compañía a medio plazo”. “Si las ventas y los pedidos decaen temporalmente, reducir las horas de trabajo en las fábricas será una opción muy razonable”, afirmaron desde la automovilística, si bien confirmaron que están haciendo “todo lo posible” por asegurar todos los empleos.

Un portavoz del consejo de trabajadores (un organismo interno de representantes de los empleados de todo el grupo Volkswagen) consultado por Reuters afirmó que las organizaciones laborales apoyarán “todas las iniciativas que supongan conservar el empleo en el grupo” pero asumen que “la empresa está valorando diferentes escenarios”.

En España, el grupo Volkswagen mantiene dos fábricas de producción de vehículos, la de Seat en Martorell (Barcelona) y la de Volkswagen Landaben (Navarra).

Fuentes del comité de empresa del emplazamiento navarro, donde se fabrica el nuevo Polo y donde están pendientes de la adjudicación de un nuevo modelo, estimaron que la fábrica emplea a unos 4.000 empleados, de los que alrededor de 600 trabajadores son temporales. Estas mismas fuentes descartaron tener notificación alguna de que vaya a haber recortes de empleo, tampoco entre los temporales. “No nos ha llegado ninguna comunicación oficial”, afirmaron.

Seat emplea a unos 14.000 trabajadores en España, repartidos entre la sede de Martorell, que suma fábrica, oficinas y centro técnico y que agrupa a 12.000 personas, la planta de Barcelona y la del Prat de Llobregat, que emplean a 1.000 trabajadores cada una. Fuentes de la empresa detallaron que el año pasado hubo una media de 500 empleados temporales trabajando en la planta. La fábrica de Martorell tiene ya previstos cinco turnos para trabajar en fines de semana de octubre y otros seis turnos de fin de semana para noviembre por la alta demanda de los Seat León e Ibiza que fabrican, así como el Audi Q3.

Merkel, al rescate

El diario alemán Bild publicó, citando a fuentes del Gobierno alemán, que la canciller Angela Merkel está buscando la manera de absorber a los 6.000 empleados temporales que sufrirían los primeros recortes de la empresa.

Los trabajadores entrarían en un programa gubernamental de empleo temporal. Este esquema permitiría a la compañía, según el periódico alemán, mantener los empleos a través de una reducción de horas de trabajo en las fábricas cuando caiga la demanda de vehículos. El Gobierno compensaría entonces a estos temporales por sus pérdidas de salario.

Respecto de las ventas de los nueve primeros meses, el grupo vendió entre enero y septiembre 7.430.800 vehículos, un 1,5% menos que en los mismos meses del año pasado. La mayor parte de la caída se registró, según la automovilística, en Rusia, Brasil y China. En EE UU y Europa, crecieron.

Normas
Entra en El País para participar