Entrevista con Tanguy Le Saout, jefe de bonos en Pioneer Investment

Enganchado a Matrix para batir al mercado de renta fija

Los gestores buscan estrategias ganadoras para desmarcarse de la evolución del índice

El equipo de renta fija gestiona una cartera con un volumen de 40.000 millones de euros

Un agente de Bolsa trabaja en el parqué de Nueva York, Estados Unidos.
Un agente de Bolsa trabaja en el parqué de Nueva York, Estados Unidos.

Tanguy Le Saout contempla el río Liffey desde la quinta planta del edificio de Pioneer en Dublín. Hace unas horas ha estado escuchando la última intervención de Mario Draghi y está preocupado por el tono del presidente del Banco Central Europeo (BCE). Aun estando a 1.000 kilómetros de Fráncfort y a casi 3.000 kilómetros de Atenas, este ingeniero en matemáticas aplicadas es uno de los grandes jugadores de la gran partida de la deuda pública europea y sigue al minuto lo que ocurre en cada una de las capitales del Viejo Continente.

El equipo que dirige, integrado por una veintena de analistas y gestores, administra una cartera de más de 40.000 millones de euros de bonos europeos. “Draghi ha estado pesimista. No ve perspectivas de mejora del escenario económico. Los precios siguen a la baja, China sigue con problemas. No hay ninguna perspectiva de que cambie su política monetaria...”, concluye Le Saout tras escuchar la intervención de Draghi en el Parlamento Europeo.

El modelo de creación de carteras de bonos

M. M. M.

La mano derecha de Tanguy Le Saout es Ali Chabaane, ingeniero por la IN-PG Paris especializado en el desarrollo de modelos estocásticos. Su principal responsabilidad es la creación de carteras de bonos robustas a la vez que adaptativas. “Es importante tener claro cuáles van a ser las fuentes de generación de valor, cuáles son nuestros objetivos y presupuestos, y analizar constantemente si se están cumpliendo”. Una de sus especialidades es minimizar las apuestas fallidas. “Cuando damos con la tecla y acertamos con una estrategia que genera valor solo hay que dejarse llevar. En cambio, cuando te estás equivocando es importante tener un sistema que limite tu exposición a un determinado activo. Si esta fase la consigues hacer con rapidez y eficacia, logras limitar mucho el impacto de estas malas apuestas en la evolución del fondo”.

El trabajo de Le Saout y su equipo consiste en batir al mercado, saber si la prima de riesgo del bono español bajará de los 100 puntos básicos o si acabará repuntando. Saber si la cotización euro-dólar acabará en la paridad o se estancará en el 1,2. Saber hasta cuanto durará el programa de compra de deuda del BCE. Apostar. Anticiparse.

Cuando Draghi pronunció su famosa frase “whatever it takes” para comprometerse con la irreversibilidad del euro (julio de 2012), la labor de Tanguy Le Saout cambio a mejor, al igual que la del resto de gestores de renta fija, que llevaban meses temiendo el rescate de España. Las tensiones que sufrían las emisiones españolas, italianas o francesas empezaron a relajarse, revalorizando los bonos y dando inicio a dos años de bonanza y placidez. Ahora, las tornas han cambiado. “Ya no podemos contar con una mejora continuada de las tasas de retorno de los bonos, hay que poner en marcha nuevas estrategias, buscar nuevas fórmulas de generación de valor”, apunta.

La estrategia de Pioneer para la gestión de la renta fija es clara: confiar en Matrix. El sistema se basa en la búsqueda de nuevas ideas de inversión, y la confrontación constante de cómo están funcionando. De momento, los resultados están acompañando. Su fondo Pioneer Euro Bond logró una rentabilidad en 2014 del 11,88% y el Euro Aggregate Bond del 9,44%, batiendo a sus índices de referencia. La gestora ha sido premiada con como la mejor en renta fija global en los Global Investement Excellence de 2015.


Así funciona la matriz

La base del funcionamiento de Matrix es la especialización de cada uno de los gestores. “Los integrantes de mi equipo tienen un presupuesto anual para buscar estrategias específicas de inversión en renta fija. Hay quien tiene una idea específica sobre cómo funcionará cierto tipo de emisores, otros tienen una visión clara sobre un país, otros analizan a fondo la implicación de la evolución de las divisas sobre la cotización de la renta fija. Lo que quiero, y exijo, es que apuesten, que gasten todo el presupuesto asignado en la idea de inversión que están defendiendo, no me importa si en alguna ocasión fallan, lo importante es apostar y desmarcarse de lo que hacen los índices”, apunta Le Saout.

La idea que subyace dentro de este sistema es que, con los tipos de interés de la mayoría de bonos europeos en circulación ofreciendo una rentabilidad cercana a cero, es imprescindible buscar estrategias novedosas para conseguir algo de rentabilidad. Ya no vale el dejarse llevar por la corriente que desencadenó las palabras de Draghi y su compromiso para comprar bonos soberanos. Ahora hay que bajar al barro y descubrir nuevas oportunidades.

Hace cuatro años, el equipo de renta fija de Pioneer tenía definidas 12 estrategias que le podían aportar unos puntos de rentabilidad a sus fondos:esperaban que el análisis en los diferenciales de primas de riesgo le sumaran un 0,5% anual, que la apuesta por diferentes duraciones aportara otro 0,5%, la evolución de los tipos de interés otro 0,25%. Ahora, esas fuentes de ingresos han reducido mucho sus potenciales de aportación, por lo que la gestora ha incrementado un 80% el número de estrategias que analiza para crear valor.

Normas