Sube un 9,4% en una semana

El crudo pisa el acelerador

La estación de bombeo de crudo de Priobskoye (Rusia).
La estación de bombeo de crudo de Priobskoye (Rusia).

El petróleo protagonizó esta semana un rally que le vio subir hasta máximos que no había alcanzado desde julio. En concreto, el barril de Brent, el crudo de referencia en Europa, cerró este viernes en 52,65 dólares. Hace una semana su precio fue de 48,13 dólares, lo que supone un alza del 9,4%. Se trata de la mayor subida desde 2009.

Es desde julio que el oro negro no se encuentra en estos niveles de precio, si se exceptúa la espectacular subida de finales de agosto, cuando pasó de 43,14 dólares a 54,15 dólares en tan solo cuatro días (26-31).

Esta semana, la agencia energética estadounidense situó su estimación de demanda de petróleo en 95,98 millones de barriles diarios, un 0,1% menos que en su estimación anterior. Además, el ministro de Energía ruso reconoció aquel día que el país había tratado asuntos que se refieren al mercado petrolero con Arabia Saudí, lo que alentó la expectativa de un acuerdo de cooperación entre la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) y los demás mercados.

Tras los datos de paro de septiembre en EE UU, peores de lo que se preveía, los analistas creen en su mayoría que la Fed seguirá sin subir tipos de interés hasta el próximo año. Lo que constituye un alivio para los emergentes que se han endeudado en billetes verdes, puesto que de esta manera su demanda se ve sustentada. De hecho, no solo el petróleo sino todo el mercado de las materias primas está atravesando un período de fortalecimiento después de los mínimos registrados en las semanas pasadas.

"Veo las primeras señales de recuperación de los precios", señaló el martes el presidente ejecutivo de Royal Dutch Shell, Ben van Beurden, en una conferencia de la industria celebrada en Londres. "No obstante, ya que el esquisto estadounidense está siendo más resistente de lo que pensábamos al principio y que aún queda mucho petróleo almacenado, se necesitará algo de tiempo para reequilibrar demanda y suministro", agregó.

Por su parte, Pira Energy Group prevé que el petróleo alcance los 70 dólares por barril a finales del próximo año, lo que impulsó el mercado el viernes. "El rally puede sostenerse en el corto plazo pero perderá algo de fuelle la semana que viene porque estamos en un mercado dominado por un exceso de oferta", dijo el analista de PVM Oil Associates, Tamas Varga.

Los precios del crudo se hundieron a lo largo del último año por un exceso de oferta. El Brent cayó por debajo de los 50 dólares desde un máximo por encima de los 115 dólares en junio de 2014. La OPEP, liderada por Arabia Saudí, incrementó su producción en un intento de aumentar su cuota de mercado, dejando a las operaciones de muchos otros productores, como las compañías de esquisto en Norteamérica, por debajo del umbral de rentabilidad.

Normas