El sistema HUI capta un 37% de la financiación en 24 horas

‘Crowdfunding’para impulsar los huertos urbanos

Dispositivo HUI en el interior de varias macetas.
Dispositivo HUI en el interior de varias macetas.

Hace un año, Javier Juárez plantó azafrán en su casa. Después de dos meses, la planta había muerto. Tras este intento fallido de convertirse en un pequeño agricultor, decidió utilizar los conocimientos que había aprendido en el doctorado en inteligencia artificial que estudió en EE UU y desarrollar un dispositivo que ayudara a todos aquellos urbanitas aficionados a la jardinería. Ahora sale al mercado HUI (Huerto Urbano Inteligente), un dispositivo que capta la humedad, la luz y la temperatura que llega a las plantas y la transmite vía wifi a la nube, donde es almacenada y puede ser consultada mediante una aplicación de móvil.

Gonzalo y Gabriel Úrculo, dueños de Naranjas del Carmen, una firma que vende por internet sus propios cultivos, forman también parte del proyecto. “Javier y mi hermano se conocieron en la asociación Bokatas (que proporciona bocadillos a los sintecho) y pensaron en montar un proyecto con un fin social. Yo había estado el verano anterior en Wukro, Etiopía, desarrollando un proyecto agrícola”, explica Gonzalo.

Las ideas de los tres y los conocimientos técnicos de Javier han permitido crear un pequeño dispositivo con forma de hoja y un sensor en la parte trasera que se coloca en el interior de la maceta. Al mismo tiempo, han desarrollado una aplicación programable que tiene almacenados los datos de cuidado de cada especie. El usuario introduce en la app los datos de la planta que va a plantar y el sistema cruza las referencias proporcionadas por el dispositivo con aquellas de que dispone. Así, el agricultor aficionado recibe alertas en su teléfono móvil sobre cuándo tiene que regar o si las condiciones del entorno son las adecuadas para la especie.

“Había dispositivos parecidos en el mercado, pero lo bueno de HUI es que es inteligente, aprende las experiencias y es programable para cualquier tipo de planta”, subraya Gonzalo.

Además, los creadores están desarrollando un “minirregador automático” que suministrará agua a las plantas cuando sea necesario.

El sistema HUI, que han presentado en Nueva York, en la Maker Faire, una de las principales ferias de inventos del mundo, comenzará a distribuirse en diciembre, pero desde el 29 de septiembre ya se puede encargar en la plataforma de crowdfunding Kickstarter. Aunque el prototipo está creado, los tres socios han lanzado la campaña de financiación, que durará 54 días y permitirá la compra del dispositivo a un precio más barato, para lograr un volumen suficiente de encargos que reduzca el coste de la producción.

Para que el proyecto salga adelante, han fijado una cantidad de 2.800 euros y, por el momento, van por buen camino. En las primeras 24 horas lograron el 37% del dinero y ahora superan ya el 60%.

La aplicación para el móvilserá gratuita, pero HUI costará en torno a 75 euros (45 si se adquiere ahora por Kickstarter). Además, los beneficios que obtengan serán destinados al desarrollo de un proyecto agrícola en Wukro. “Tenemos intención de ir el próximo verano con lo que hayamos vendido y pasar dos o tres meses enseñando a plantar, que es lo que más se necesita allí”, declara Gonzalo.

Normas