Esta semana también puso al frente a un hombre de su confianza en la presidencia

Slim elige al mexicano Kuri como primer ejecutivo de Realia

Slim elige al mexicano Kuri como primer ejecutivo de Realia

El magnate Carlos Slim ya tiene hombre fuerte en Realia. Se trata de Gerardo Kuri Kauffamn, que pasará a ser consejero delegado de la inmobiliaria, un puesto que a su vez ocupa en Cementos Portland, también controlada por Slim. El nombramiento fue comunicado el viernes por la empresa a la CNMV.

El nuevo primer ejecutivo de Realia es licenciado en Ingeniería Industrial por la Universidad Anáhuac (Huixquilucan, México) y tiene una amplia experiencia en el sector inmobiliario, fundamentalmente en la mexicana Carso. Además, es miembro de la comisión ejecutiva de FCC.

Esta semana, el millonario había elegido también al ingeniero mexicano Juan Rodríguez Torres como presidente no ejecutivo de la inmobiliaria. Eso provocó la salida y jubilación del veterano Ignacio Bayón, quien ocupaba la presidencia desde la constitución de Realia.

Slim controla la inmobiliaria –fundada en el año 2000 con los activos de Bankia y FCC–, a través de Carso. Obtuvo el poder tras comprar a comienzos de año la participación del 24,9% de la entidad financiera. Además, maneja indirectamente el 36,88% del capital a través de su participación mayoritaria en FCC.

El nuevo presidente y el consejero delegado son hombres de la absoluta confianza del magnate, elegidos junto a Carlos Jarque (presidente de FCC) para pilotar su desembarco en FCC, Realia y Cementos Portland.

Cambios en el consejo

Realia reestructura su consejo de administración después de que el pasado mes de junio, Slim ganara la guerra de opas que libró con Hispania, participada por George Soros, por el control de la inmobiliaria.

La compañía también eligió esta semana al mexicano Carlos Jarque, consejero delegado de FCC, como miembro del consejo en representación de la constructora.

Además, en nombre también de FCC permanecen en el consejo Alicia Alcocer Koplowitz y Esther Alcocer Koplowitz.

Normas